//

Crema de Rosa Mosqueta - Analine

Crema nutritiva y regeneradora de Rosa Mosqueta, ideal para el cuidado diario de todo tipo de pieles deshidratadas.

Hidrata, nutre, restablece el equilibrio lipídico de la piel, aumenta la resistencia de la epidermis frente a las agresiones externas, mejora y previene los signos de envejecimiento cutáneo y ejerce un efecto vitalizante mejorando la elasticidad, flexibilidad, firmeza y luminosidad de la piel.

Aporta los beneficios del Aceite de rosa Mosqueta sin los inconvenientes de la textura grasa del mismo. Combina aceite natural de rosa mosqueta (virgen de primera presión en frio), aceite de germen de trigo, manteca de Karité y Vitamina E.

Formato: 50ml

Tamaño: 50 ml

20,70 €

Disponible

O BIEN

La Crema de Rosa Mosqueta ANALINE® proporciona a la piel una mezcla equilibrada de ácidos grasos esenciales (oleico y linoleico) componentes importantes de todas las membranas celulares a las que dotan de permeabilidad y elasticidad.

Hidrata, nutre, restablece el equilibrio lipídico de la piel, aumenta la resistencia de la epidermis frente a las agresiones externas (frio, viento, sequedad, rayos solares, ....), mejora y previene los signos de envejecimiento cutáneo (deshidratación, manchas, arrugas, descamación, etc...), favorece la autoregeneración de la piel, y ejerce un efecto vitalizante mejorando la calidad de las propiedades mecánicas (elasticidad y flexibilidad) y la firmeza del tejido cutáneo. 

Aplicar una pequeña cantidad sobre la piel del rostro y el cuello previamente limpia y tonificada y masajear suavemente hasta su completa absorción. Usar tanto por la mañana como por la noche. Excelente como base de maquillaje.

Aceite de Rosa Mosqueta: excelente regenerador y reconstituyente cutáneo. Su contenido en ácidos grasos esenciales aportan a la crema excelentes propiedades regenerantes, cicatrizantes y antiinflamatorias. Actúa retrasando la aparición de líneas de envejecimiento prematuro y la prevención en la formación de arrugas.

Aceite de Gérmen de Trigo: excelente fuente de Ácidos grasos (especialmente Linoleico, Oleico y Palmítico) y Vitaminas liposolubles (Vitamina E). Propiedades antioxidantes. Suaviza, hidrata y proporciona elasticidad a la piel.

Manteca de Karité: aporta protección frente a la sequedad, aumenta la hidratación, confort y resplandor de la piel.

Factor de Hidratación Natural: mezcla de componentes humectantes, ideales para regular la hidratación de la piel, así como sus propiedades anti-edad. Altamente hidratante y afín al manto hidrolipídico de la piel. Vitamina E: antioxidante natural con efecto protector frente los efectos adversos de la radiación UV. Protección frente a la sequedad, antienvejecimiento.

Polisacáridos: con efecto filmógeno, muy hidratantes y regenerantes celulares.

Hidrolizado de Proteínas de soja: ejerce una acción nutritiva intensa de la epidermis, regenerando el metabolismo celular y devolviendo a la piel tersura y elasticidad.

Tambíen te puede interesar