//

Blog de nutrición, salud y belleza

Sol-20, para la protección solar y el autobronceado

La exposición al sol proporciona al cuerpo una serie de beneficios, pero si ésta es excesiva, también puede perjudicar nuestra salud. Para evitar los peligros del sol es necesario protegerse, tanto exterior como interiormente (mediante productos como SOL-20).
 

Actualmente, lucir un cuerpo bronceado es sinónimo de belleza y salud. La exposición al sol proporciona una serie de beneficios: aumenta la vitalidad, mejora la sensación de bienestar, estimula el sistema inmunológico, favorece la producción de vitamina D y mejora afecciones dermatológicas como la psoriasis y el acné.

Pero la exposición solar excesiva entraña riesgos para la piel: eritema, quemaduras leves, ampollas o inflamación, pecas, lunares, manchas pigmentarias, reacciones alérgicas, fotoenvejecimiento (arrugas prematuras), flacidez y hasta cáncer de piel.

La piel tiene varios mecanismos de protección: pigmentación, secreción de sudor, engrosamiento de la capa córnea de la piel, mecanismos de reparación, formación de sustancias filtrantes de UV y activación de antioxidantes propios del organismo. Esta capacidad de adaptación al sol difiere según la edad y las personas y viene determinada por factoras genéticos.

Para evitar las acciones nocivas del sol, es necesario tomar una serie de medidas de protección tanto externas como internas.

La protección externa incluye: gafas de sol, gorras, sombrillas o la administración de cremas protectoras con SPF adecuados.

Pero la fotoprotección tópica no es suficiente. Los fotoprotectores tópicos no se suelen aplicar en la cantidad ni el tiempo correctos, ni en todas las zonas del cuerpo, por ello es aconsejable utilizar una protección adicional por vía oral.

SOL 20 es el complemento alimenticio de confianza para un cuidado más completo frente a las radiaciones solares. Es un fotoprotector oral a base de antioxidantes que protegen desde el interior la estructura cutánea y combate el fotoenvejecimiento gracias a su contenido en depuradores antirradicales libres, Vit E, Vit C y Caroteno.

SOL 20 te ayudará, actuando desde el interior de tu organismo, a prevenir los daños celulares producidos por los rayos solares, a acelerar el bronceado y mantenerlo bonito y durante más tiempo. Preparará tu piel para el sol aportándote las vitaminas y minerales en las dosis adecuadas que nuestro cuerpo necesita.

Entre los principales componentes de SOL 20 encontramos:
1. Beta-caroteno o provitamina A (800 mg): pertenece al grupo de los clásicos antioxidantes corporales. Es un arma efectiva frente al envejecimiento cutáneo y su degeneración por los efectos nocivos de los rayos solares. frena el envejecimiento y la degeneración de la piel.

2. Vitaminas C (60 mg) y E (10 mg):

  • -La vitamina E es la vitamina antioxidante por excelencia, protege y ayuda a mejorar el tejido celular, contrarresta con eficacia el envejecimiento y ayuda a mantener la salud de la piel.
  • -La acción conjunta de las vitaminas C y E protege a la piel de la oxidación y del envejecimiento celular, contrarrestando el efecto de los radicales libres.
  • -Aumentan la tolerancia a las radiaciones UV y disminuyen el riesgo de quemaduras solares. El riesgo de quemaduras solares disminuye por el uso externo de un fotoprotector adecuado a cada tipo de piel. Hay evidencias de que la administración oral de la asociación de vitamina E con vitamina C, aumenta la tolerancia a las radiaciones ultravioleta y por tanto, disminuye el riesgo de quemaduras solares. Se ha comprobado que el efecto de la combinación de dichas vitaminas frente a los agentes oxidantes, es superior a la suma de las acciones de las mismas cantidades de ambas vitaminas por separado.

3. Selenio (55 mg): el selenio es un mineral con gran actividad antioxidante que actúa junto con las vitaminas A, C y E, ayudando al organismo a luchar contra la acción nociva de los radicales libres.

Para disfrutar desde el principio de sus beneficios, es necesario empezar a tomar SOL 20 entre quince días y un mes antes de empezar con los baños solares, continuando el tratamiento durante todo el período de exposición hasta aproximadamente 15 días después de dejar de tomar el sol. Sin embargo, nunca es tarde para comenzar y aunque ya hayas empezado a tomar el sol, verás que a las pocas semanas tu piel tendrá un aspecto más hidratado y luminoso que en otras ocasiones en las que no habías tomado SOL 20.

Sol 20 no puede reemplazar una dieta variada y equilibrada ni un estilo de vida saludable. Es un sistema de fotoprotección diaria natural “por dentro” que completa la protección diaria “por fuera” de los productos cosméticos.
Sol 20 está indicado para:

  • - Reforzar las defensas naturales cutáneas frente a los efectos adversos del sol, especialmente recomendable para personas con pieles claras, sensibles o que padecen cierta intolerancia al sol
  • - Aumentar la resistencia de la piel al sol
  • - Favorecer el bronceado
  • - Prevención diaria del fotoenvejecimiento
  • - Prevención del melasma
  • - Prevención de fotodermatosis
  • - Como coadyuvante de fotoprotectores tópicos: complementa la protección donde no llega la protección tópica (ojos, mucosa labial, zonas pilosas, etc.)
Deja un comentario

* Campos requeridos