//

Blog de nutrición, salud y belleza

Efectos de la radiación solar sobre la piel

Efectos radiación solar

El sol es una fuente de energía imprescindible para la vida, y en dosis adecuadas posee muchos efectos beneficiosos para nuestro organismo. Sin embargo, un exceso de radiaciones conlleva riesgos, no sólo de quemaduras sino de otros mucho más graves a largo plazo. Por ello, es importante conocer muy bien una serie de factores que nos permitirán aprovechar al máximo sus ventajas y minimizar todo lo posible sus riesgos.

La piel posee diversos mecanismos biológicos propios y naturales de defensa para protegerse de los efectos nocivos de las radiaciones solares. Fundamentalmente son tres:

  • ·La capacidad de sintetizar melanina, el pigmento responsable del color bronceado que toma la piel cuando la exponemos al sol, es el más importante de todos. La melanina es producida por los melanocitos situados en la capa basal de la epidermis. En los seres humanos, los compuestos de melanina son producidos y almacenados por células llamadas melanocitos, cuando éstos son estimuladas por los rayos UV, que se encuentran en el estrato o capa basal de la epidermis. La melanina determina el color de la piel, el cabello, el iris, el oído interno, algunas áreas del bulbo raquídeo así como la médula y zona reticular de las glándulas suprarrenales.

La capacidad de sintetizar este pigmento varía mucho de unas personas a otras, en función de las cualidades genéticas y del fototipo (enlazar al post Fototipos de piel ¿Cuál es el tuyo?).  Aunque el bronceado en nuestra sociedad es un símbolo de belleza , realmente se trata de una reacción de autoprotección de la piel frente a la radiación solar.

La pigmentación por melanina es uno de los mecanismos de defensa fisiológicos del organismo contra la radiación UV, su objetivo es proteger al ADN y prevenir la mutación celular. 

  • ▲ La transpiración de la piel. El calentamiento de la piel provoca transpiración (sudor).El sudor posee ácido urocánico, que actúa como filtro natural. El ácido urocánico es un subproducto del catabolismo de la histidina que está presente en el estrato córneo, la capa epidérmica más superficial de la piel.

El ácido urocánico, al igual que la melanina, es parte del mecanismo natural de defensa de la piel. Es un fotoprotector muy eficiente, capaz de absorber radiación UV, especialmente la que se encuentra cercana al rango de los 280 nanómetros (UV-B). El ácido urocánico previene las quemaduras solares, aunque no el bronceado. A pesar de que los seres humanos  (excepto los niños) tienen capacidad de producir histidina, se cree que el suministro se agota rápidamente.

  • ▲ Hiperqueratinización de la piel: para limitar la penetración de las radiaciones, la capa córnea de la piel aumenta su espesor.

Sin embargo, esta protección natural resulta insuficiente en todos los casos. Para cubrir esta necesidad del organismo surge la cosmética de protección solar, destinada a conseguir una protección efectiva que permita la exposición solar con los mínimos riesgos posible (son los denominados protectores solares o fotoprotectores).

El sol emite un amplio espectro de radiaciones electromagnéticas que se propagan en forma de ondas de diferentes longitudes, lo que se traduce en diferentes energías, y por lo tanto en diferentes efectos. Cuanto más corta es la longitud de onda, las radiaciones tienen más energía y son más peligrosas. Las radiciaciones UV-C son las más cortas, las más energéticas y por lo tanto las más peligrosas. Afortunadamente tampoco llegan a la tierra al ser absorbidas por la capa de ozono. Si estas radiaciones llegasen a la tierra harían imposible la vida, al menos tal y como la conocemos ahora.

Las radiaciones que alcanzan la superficie de la tierra son aquellas cuya longitud de onda es superior a 280 nm. ¿Y de todas éstas cuáles son las que intervienen en la pigmentación de la piel? Pues fundamentalmente, las Ultravioletas A y B, y en mucha menor medida las radiaciones de luz visible y las infrarrojas.

  1. Radiaciones UV-B

Son las de menor longitud de onda y por lo tanto las más energéticas de todo el espectro luminoso. El 70% penetra hasta la capa córnea y el sólo el 10% llega hasta la dermis.

Efectos beneficiosos: Tiernen efecto antiraquídico. La vitamina D3 se sintetiza en la epidermis a partir del colesterol gracias a la acción de esta radiación.  Además intervienen en la melanogénesis (broceado auténtico) y en pigmentación retardada.

Efectos nocivos: Son responsables de producir las quemaduras del sol (eritema actínico). Su intensidad varía según el fototipo cutáneo.

  1. Radiaciones UV-A

Son menos energéticas que las UV-B, pero penetran más profundo en la piel: del 30-40% llegan a la dermis y el 1% hasta la hipodermis (la capa más profunda de la piel).

Efectos beneficiosos: Provocan la pigmentación inmediata (que aparece a los 30 min tras la exposición al sol y desaparece al cabo de unas horas. Potencian la acción de las radiaciones UV-BB.

Efectos nocivos: Tienencapacidad de alterar las fibras de colágeno, disminuyendo la elasticidad de la piel. Son la principal causa del envejecimiento prematuro de la piel, acelerando su deterioro.

  1. Radiaciones Visibles

Con una longitud de onda superior a las UV-A, el 75% son capaces de penetrar en la dermis y el 5% hasta la hipodermis.

Efectos beneficiosos: Intervienen en la pigmentación inmedata, junto a las radiaciones UV-A.

  1. Radiaciones Infrarrojas

Con una longitud de onda muy superior, son las menos energéticas, pero a la vez las más abundantes y las más penetrantes. Reoresentan el 50% de todas las radiaciones que llegan a la tierra.

Efectos beneficiosos: Producen sensación de calor y activan la circulación sanguínea.

Efectos nocivos: En grandes intensidades producen enrojecimiento y aspecto granuloso de la piel (eritema calórico). . Hasta hace poco tiempo se consideraba que eran nocivas, pero potencian los efectos de las UV-B.

Deja un comentario

* Campos requeridos