//

Blog de nutrición, salud y belleza

Resfriados en primavera: consejos para evitar el contagio

Resfriados en primavera

Resfriados en primavera: consejos para evitar el contagio

La primavera ha entrado de pleno y es un momento complicado para los resfriados.
Es algo que se repite todos los años y nos preguntamos ¿qué puedo hacer para prevenir que me sobrevenga un resfriado en primavera?
Esta época de transición del invierno a la primavera no es tarea fácil y los resfriados se convierten en motivo de bajas laborales en los adultos y de ausencias escolares en los niños. El tiempo se vuelve muy variable, con cambios bruscos de frío y calor, y es difícil regular una temperatura corporal correcta a lo largo del día, porque a primera hora de la mañana suele hacer fresco y no nos abrigamos suficiente, o bien al mediodía el tiempo es más cálido y estamos con demasiada ropa de abrigo.
En general tenemos cierta tendencia a mantener una temperatura excesiva en los hogares y oficinas, especialmente en aquellos equipados con calefacción central, que se programan directamente sin valorar cuál es la temperatura exterior. Y además, teniendo en cuenta que vivimos en sociedad, si convivimos en un mismo recinto con una persona acatarrada, lo más probable es que acabemos resfriándonos.

A continuación te damos una serie de consejos que te pueden ayudar a prevenir y superar los resfriados en primavera. Son sencillos pero resultan muy útiles:

1. Lleva unos hábitos de higiene adecuados: lávate las manos con regularidad a lo largo del día y sobre todo en momentos clave (después de sonarte la nariz, después de ir al baño, antes de preparar alimentos, antes de comer,etc.).

2. No compartas cubiertos, vaso o plato para evitar un posible contagio del resfriado a otras personas.

3. Utiliza pañuelos desechables y recuerda el gesto de taparte la boca cuando tosas o estornudes.

4. Intenta no saludar de forma habitual a los demás dando dos besos o dando la mano. Evita este gesto, especialmente tanto si eres tu como si es la otra persona quien está resfriada.

5. Lava adecuadamente los alimentos frescos antes de consumirlos.

6. Evita locales cerrados o con aglomeraciones.

7. Ventila correctamente tu hogar. Es suficiente con ventilar la casa durante diez minutos a primera hora de la mañana para que se renueve el aire de todas las estancias. Si mantienes las ventanas abiertas durante más tiempo la temperatura del domicilio bajará en exceso y no te aporta beneficios.

8. Evita las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura.

9. Si eres fumador, evita, o al menos limita, el tabaco. Este es un buen momento para plantearte la decisión definitiva de dejar este hábito perjudicial para la salud. Y si eres fumador pasivo ¡No respires aire contaminado por humo de tabaco!

10. Aumenta la ingesta de líquidos, principalmente caldos de verduras y zumos de fruta. Son mejores los zumos de frutas naturales que los preparados envasados.

El riesgo de contagio dependerá en gran parte de la situación del sistema inmunitario. Hay gente que, aunque conviva con virus y se rodee de ellos, no cogerá resfriado alguno, y al revés".

Las defensas de las personas influyen en la facilidad o no de coger resfriados. Hay grupos con mayor fragilidad como son los ancianos, las embarazadas, las madres lactantes, los asmáticos, diabéticos,etc.

Ahora que conoces estos sencillos consejos, ¿los tendrás en cuenta y llevarás una vida más saludable para prevenir los contagios de resfriados primaverales?