//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Cómo controlar los gases intestinales? ¡Te ayudamos!

Gases-intestinales-remedios

¿En ocasiones te sientes inflamado y tienes molestias intestinales como ruidos, retortijones o gases en la tripa? Estas molestas sensaciones son muy frecuentes en personas que sufren de colon irritable.
El exceso de gases provoca la aparición de una sintomatología caracterizada por eructos, retortijones y ruidos intestinales, ventosidades, hinchazón abdominal (que en muchas ocasiones obliga a aflojarse la ropa) y con frecuencia también dolor.

Si sufres estos síntomas, lo más adecuado es que vayas al médico para que te dé un diagnóstico y unas pautas apropiadas. Si después de la consulta confirmas que tu sintomatología se corresponde con un exceso de gases intestinales, puedes empezar a tomar algunas medidas que te van a ayudar en la vida diaria.

¿Por qué se producen los gases intestinales en exceso? 

¿Sabes de donde proviene el gas que tenemos en el intestino? Pues tiene fundamentalmente dos orígenes:

• Por un lado, está el aire que tenemos en el estómago, que procede del aire que tragamos al comer, beber hablar, fumar, mascar chicle, etc. De este gas estomacal, la mayoría es expulsado a través de los eructos y sólo una parte muy pequeña pasa al intestino.
• Y, por otro lado, está el gas intestinal, que se produce a partir de la fermentación de los alimentos por la microbiota intestinal, y que, con mayor o menor facilidad, acabamos eliminando del organismo en forma de ventosidades (unas veces malolientes, otras no) a través del ano.

Gases intestinales tenemos todos, es normal, pero cuando se producen en exceso es cuando realmente los notamos y decimos “tengo gases intestinales”. Son muchos los factores que pueden favorecer la formación excesiva de gases intestinales, entre ellos, hábitos dietéticos inadecuados, comer demasiado deprisa, hablar demasiado mientras comemos, o no hacer bien la digestión.

A veces, el consumo excesivo de bebidas gaseosas de algunos alimentos vegetales puede hacernos producir más gases (vegetarianos). En definitiva, la alimentación suele una de las causas más importantes del exceso de gases. Tomar unos alimentos u otros puede hacer que te sientas mejor o peor respecto a esta molestia.

Junto a otros síntomas como el estreñimiento o la diarrea, los gases son una de las molestias más frecuentes en personas que sufren de colon irritable. Curiosamente, estreñimiento y gases están directamente relacionados. El estreñimiento puede favorecer la fermentación de los alimentos cuando deberían haber sido ya evacuados y en algunas ocasiones el problema es una microbiota intestinal alterada, que favorecen la fermentación de los hidratos de carbono y las malas digestiones...

“Son muchos los factores que favorecen la formación excesiva de gases intestinales: hábitos dietéticos inadecuados, comer muy rápido o hablar demasiado mientras comemos".

¿Qué hacemos para controlar los gases intestinales?

Los eructos y la distensión abdominal por gases, aunque son molestos, no son una enfermedad grave, pero sí son síntomas muy incómodos. Lo fundamental para poder mejorar el exceso de gases intestinales (meteorismo o flatulencias) y las molestias que se derivan, es cambiar tus hábitos alimentarios por otros más adecuados. De esta manera podrás digerir mejor esos alimentos que te dañan y mejorar así tu tránsito intestinal.

Apunta estas pautas de alimentación que te ayudarán a mejorar los gases:

- Cena menos abundante y sobre todo temprano. No te vayas a dormir justo después de cenar, deja pasar al menos 3-4 horas. Por la noche el intestino se enlentece por lo que es más fácil que se produzcan gases.
- Reduce los alimentos con grasas saturadas. Retira de tu alimentación los procesados, los fritos y rebozados.
- Disminuye el consumo de legumbres (garbanzos, lentejas, habas, alubias, guisantes, soja...), de verduras crucíferas (col, coliflor, coles de Bruselas, la lombarda o el repollo), ya que producen muchos gases.
- Evita el picante.
- Reduce el consumo de leche y de productos lácteos, chocolate y el huevo.
- Elimina de tu dieta las bebidas con gas y los refrescos azucarados y edulcorados (light).
- Limita el consumo chocolate, té y café.
- Reduce el consumo de zumos de frutas envasados, ricas en fructosa y sorbitol (azúcares).
- Evita chupar caramelos, mascar chicle y fumar (favorecen tragar aire).
- Pásate a las infusiones suaves: la menta, hierbabuena, manzanilla con anís estrellado, que son carminativas.
- Las zanahorias y las manzanas son algunos de los alimentos que te ayudarán a evitar los gases.
- ¡Importante! Bebe mucha agua, por lo menos 1,5 litros al día.

Sigue estos consejos, pero, sobre todo, recuerda siempre consultar con un especialista que te asesore antes de empezar a hacer cualquier dieta. Y si quieres leer más consejos, haz clic en nuestro artículo "Gases: cómo mejorar este malestar"  para obtener más información.

Probióticos que pueden ayudarte a mejorar los gases

Cuidar la alimentación es una de las acciones más importantes que tienes que llevar a cabo para la mejoría de los gases intestinales. Para seguir mejorando también puedes añadirle a tu dieta un complemento alimenticio probiótico adecuado para complementarla. Unos microorganismos que ayudan a equilibrar tu flora intestinal (microbiota) y a mejorar tu bienestar intestinal.
Alflorex® es un complemento alimenticio probiótico que contiene la cepa Bifidobacterium infantis 35624™. Este complemento ayuda a prevenir la hipersensibilidad visceral y la invasión y proliferación de bacterias que causan inflamación en el colon. Además, ayuda a mejorar los síntomas más acentuados del colon irritable como los gases intestinales, la diarrea, el estreñimiento o la hinchazón.

Deja un comentario

* Campos requeridos