//

Blog de nutrición, salud y belleza

¡Luce una piel bonita y bronceada también en invierno!

cómo lucir un bronceado bonito

Nos hemos pasado el verano tomando el sol a tope para conseguir broncear nuestra piel y tener un color bonito. Luego ha llegado el otoño seguido del invierno… Poco a poco los días se han vuelto más cortos y fríos, reduciendo nuestras posibilidades de disfrutar de los rayos del sol. En ocasiones tenemos suerte, y vemos brillar el sol en invierno y nos lanzamos a aprovecharlo, pero recuerda, es mejor hacerlo con cuidado: el sol de invierno es igual de agresivo que el de verano. Utiliza productos de protección solar adecuados, aunque no sientas calor intenso.

Por más que nos hidratamos para que el bronceado dure más tiempo, el paso de las semanas va haciendo que ese color bonito y saludable que adquirimos vaya desapareciendo y nuestra piel se quede pálida y menos atractiva. Pero esto no significa que no podamos tomar alguna medida extra y conservar ese tono veraniego durante la época más fría del año.

Una piel pálida hoy resulta ser poco atractiva en nuestras latitudes y en ocasiones puede llevarnos a pensar equivocadamente en una ausencia de salud. Un color dorado siempre realza la belleza y luminosidad de nuestra piel. Y qué maravilla si conseguimos que este aspecto bonito y saludable se mantenga durante todo el año! Tener un buen bronceado en invierno no es fácil pero tampoco es imposible.

Existen muchas alternativas para lucir y disfrutar de un bonito bronceado también en invierno. El método más común y utilizado es tomar sesiones de rayos UVA, pero no se puede abusar de las lámparas de rayos UVA ya que los dermatólogos han comprobado que una utilización muy frecuente ayuda a potenciar las posibilidades de sufrir cáncer de piel.

Podemos recurrir también a los cosméticos autobronceadores: es una solución rápida y segura para broncearte pero no siempre quedan bien del todo(o no se aplica de manera uniforme, o queda demasiado naranja y no da aspecto natural natural. Lo bonito de un bronceado natural es precisamente que la piel queda dorada, con brillo, no opaca, no mancha, no destiñe con los días.

Otra alternativa puede ser hacer una escapadita a las Islas Canarias o un crucero por el Caribe, donde incluso en invierno es fácil conseguir un bonito bronceado, pero no suele ser fácil (dinero, tiempo, obligaciones….).

Finalmente, tenemos los remedios tradicionales y más naturales, como incluir en nuestra dieta alimentos que nos aporten un extra de betacarotenos (provitamina A) y otros antioxidantes, y exponernos al sol siempre que tengamos oportunidad. Es la alternativa más saludable. Las zanahorias, espinacas, tomates, los pimientos, … son ricos en estos nutrientes. El problema es que en muchos casos estos alimentos proceden de cultivos que no se dejan madurar al sol y no se les permite llegar a alcanzar la cantidad óptima de algunos nutrientes.

En su defecto, podemos recurrir a la nutricosmética. Actualmente tenemos a nuestra disposición algunos complementos alimenticios para preparar la piel para que se broncee de una forma sana y a ir consiguiendo e intensificando un bonito bronceado sin riesgos. Desde NS&B te recomendamos Sol 20 y Derma 20. ¡Luce una piel bonita y bronceada también en invierno!

Deja un comentario

* Campos requeridos