//

Blog de nutrición, salud y belleza

La vitamina D y su importancia para la salud


La vitamina D es una vitamina liposoluble (se almacena en el tejido graso del organismo). Hay varias formas de vitamina D, pero las dos más importantes son la D2 (ergocalciferol) y la D3 (colecalciferol). Hasta hace poco se pensaba que ambas eran igual de eficaces en el organismo, pero hoy se sabe que la vitaminaD3 es entre un 50-90% más eficaz que la vitamina D2 y que el tejido adiposo tiene casi tres veces más capacidad para almacenar la forma D3 que la D2.

El organismo obtiene la vitamina D de 2 maneras:

1. A través de la ingesta de alimentos que la contengan. La vitamina D2 sólo se puede obtener a través de los alimentos que la contengan de manera natural (muy pocos y en muy baja cantidad):

  •       Productos lácteos (queso, mantequilla, leche)
  •       Pescado graso (atún, salmón y caballa)

Actualmente, algunos alimentos de consumo frecuente son "enriquecidos" con esta vitamina. Fortificado o enriquecido quiere decir que al alimento se le ha agregado la vitamina de manera exógena.

2. Sintetizada en la piel por la acción de la luz del sol. La D3 es la forma vitamínica que es sintetizada en la piel cuando ésta es expuesta a suficiente luz solar u otros tipos de radiación ultravioleta. La vitamina D proveniente de la luz solar es una fuente eficaz de vitamina D, pero solo se produce cuando el sol está luciendo en el cielo. En grandes partes de Europa esto sólo sucede durante la época estival, y en consecuencia únicamente podemos producir niveles suficientes de esta vitamina en verano.

El 90% de la vitamina D proviene de la radiación solar y sólo un 10% de la dieta.

La dieta no permite alcanzar los requerimientos diarios recomendados de esta vitamina, convirtiendo a la exposición solar en la principal fuente de obtención  de vitamina D, aunque por diversos motivos una gran parte de la población no llega a los niveles óptimos Los expertos indican que un factor de protección solar SPF 8 anula prácticamente la producción de vitamina D.

En el organismo, la vitamina D se almacena en la grasa de muchos tejidos. Y desde estos puntos de almacenamiento, la vitamina D es transportada a las células que la necesitan.

La vitamina D cumple muchas funciones en el organismo.

Estimula la absorción intestinal del calcio y del fósforo, dos minerales esenciales para la formación normal de los huesos. Por ello, la vitamina D contribuye al mantenimiento de los huesos, favoreciendo la mineralización ósea.

Además de su acción positiva sobre la salud de los huesos, la vitamina D tiene otras acciones beneficiosas para la salud del organismo. Hay evidencias que sugieren que la vitamina D juega un papel importante en el mantenimiento de la inmunidad y se la ha relacionado con la prevención de algunas enfermedades como las infecciosas, enfermedades autoinmunes,etc. Algunos estudios han sugerido la relación entre la vitamina D y la prevención de algunas enfermedades cardiovasculares o un posible efecto protector frente a varios tipos de  cáncer, especialmente de colon, aunque todavía son necesarios más estudios científicos.

Recomendaciones

Tres cuartas partes de la población mundial tiene niveles deficientes de vitamina D durante gran parte del año.

La síntesis de vitamina D en la piel por la acción del sol no es suficiente para reunir los requerimientos diarios en países europeos, especialmente durante los meses de invierno cuando hay una exposición solar menor.

Un porcentaje importante de población recibe poca luz solar (ancianos, enfermos, incapacitados y personas que salen  poco al exterior o viven en zonas de poca luz solar) o utilizan los protectores solares,  lo que hace necesario un suministro dietético de vitamina D.

Niños, adolescentes ya ancianos tienen un mayor riesgo de déficit de vitamina D. La deficiencia de vitamina D puede llevar a osteoporosis en adultos o raquitismo en niños.

El hecho de que los alimentos aporten unas cantidades mínimas de vitamina D, sumado a una exposición solar insuficiente, hacen necesario la administración de un complemento alimenticio con vitamina D garantizando así un aporte correcto.

La primavera ya está aquí y se merece recibirla en plena forma y llenos de energía. Para llegar en plena forma al verano, desde NS&B te recomendamos VITA D, un complemento alimenticio de vitamina D que te ayudará a prevenir los estados de deficiencia de vitamina D y te garantizará de manera eficiente y segura el nivel óptimo de vitamina D que tu organismo necesita. El envase contiene 60 comprimidos (dos meses de tratamiento). Cada comprimido contiene 5μg (equivalente a 200 U.I.) de vitamina D3, la dosis diaria recomendada.

Recuerda que los complementos alimenticios no deben sustituir a una dieta variada, sólo completarla.