//

Blog de nutrición, salud y belleza

Tratamiento y remedios para el insomnio

dormida
 

El insomnio es uno de los trastornos de sueño más comunes. De hecho, según un estudio desarrollado por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona y la Escuela de Medicina de Stanford (Estados Unidos), uno de cada cinco españoles padece insomnio. El estrés, los cambios, las preocupaciones… son algunas de las principales causas del insomnio transitorio.
 
El insomnio es un trastorno que consiste en la incapacidad para conciliar el sueño, permanecer dormido si se ha conseguido conciliar o despertarse muy pronto.
 

Puede ser transitorio o crónico. El primero dura menos de tres semanas y está relacionado con cambios en la vida, enfermedades o la ingesta de ciertos fármacos. Es el más común y casi todo el mundo reconoce haberlo padecido alguna vez en la vida. Mientras que el insomnio crónico dura más de ese tiempo y es una patología que puede llegar a tener consecuencias graves para el estado de salud físico y mental de quien lo sufre.
 
El descanso es fundamental para el organismo. Si no dormimos los suficiente, el cuerpo se resentirá pudiendo padecer los siguientes problemas:
 
- Depresión
- Somnolencia diurna
- Dificultad para concentrase
- Cansancio
- Ansiedad e irritabilidad
- Problemas para retener y memorizar datos
 
¿Por qué se produce el insomnio?
 
Existen cinco causas principales:
1- Cambios fisiológicos: el envejecimiento suele ir asociado a cambios en el patrón de sueño. Generalmente, a las personas mayores les cuesta más conciliar el sueño y duermen menos horas.
2- Estilo de vida: cambios en la rutina, jet-lag, cambios de horario…
3- Factores mentales: estrés, preocupaciones, mudanzas, divorcios, muerte de un familiar, cambio de trabajo, problemas familiares, problemas económicos…
4- Ingesta de ciertos fármacos: antihipertensivos, hormonas, estimulantes, antidepresivos, broncodilatadores, descongestionantes, etc.
5- Patologías físicas o psicológicas: enfermedades cardiovasculares, asma, anorexia nerviosa, disfunción tiroidea, migrañas…
 
 
Tratamiento para combatir el insomnio
 
Lo primero, antes de buscar un tratamiento farmacológico, es hacer un diagnóstico adecuado, es decir, averiguar si el insomnio es transitorio o crónico y la causa. Después, teniendo en cuenta eso, el facultativo se decidirá un tratamiento u otro:
 
- Reeducación del sueño: muchas veces, un cambio en los horarios y rutinas antes de irse a la cama puede favorecer el sueño. Sigue estas pautas:
 
• No te metas en la cama hasta que no tengas sueño.
• La cama es para dormir, no para ver la televisión, leer o comer.
• Las cenas deben ser ligeras y pasar al menos una hora entre que acabas de cenar y te vas a la cama. Las digestiones pesadas dificultan el sueño.
• Evita el alcohol y la cafeína.
• Reduce el consumo del tabaco o, si es posible, déjalo totalmente.
• Práctica ejercicio a diario, pero nunca justo antes de irte a la cama.
• Procura que tu habitación esté en silencio, con poca luz y evita las temperaturas extremas.
• Establece una rutina para antes de irte a dormir: cenar a la misma hora, ver un rato la televisión y acostarse a la misma hora.
• Aprende técnicas de relajación para dormir, son simples y muy efectivas.
 
- Tratamiento farmacológico: Si nada de lo anterior funciona y el insomnio es crónico y serio, médico puede recurrir a la pautación de fármacos para tratar los problemas de sueño o bien las patologías, físicas o psicológicas, que lo originan. Se pueden administrar hipnóticos, ansiolíticos, antidepresivos… dependiendo de la causa. Eso sí, será siempre el médico quien determine el fármaco a tomar, la dosis y el tiempo ya que estos medicamentos suelen ser muy adictivos y hay que tener mucho cuidado con ellos.
 
- Otra opción es tomar infusiones o pastillas naturales de determinadas plantas que nos pueden ayudar a relajarnos y conciliar el sueño (Valeriana,...). Se venden tanto en farmacias como herbolarios, sin receta y no son adictivas ni peligrosas, aunque su efecto también es menor.

Deja un comentario

* Campos requeridos