//

Blog de nutrición, salud y belleza

Remedios para aliviar la tortícolis

Aliviar la tortícolis

¿Quién no padece de vez en cuando tortícolis y dolores de cuello?

Las actividades diarias suelen ser las responsables de las contracturas y del dolor cervical común. Nos pasamos demasiadas horas delante del ordenador, a veces realizamos movimientos bruscos con la cabeza, ponemos posturas incorrectas y prolongadas al escribir, al leer, al sentarnos en el sofá, al dormir, estrés, ansiedad, un mal movimiento, el exceso de ejercicio físico, un accidente, etc. En definitiva, el cuello es una zona que está en continuo movimiento y sometido a muchas tensiones a lo largo del día. Todo ello acaba pasándonos factura en forma de contracturas cervicales, que nos causan molestias y dolor en el movimiento de cuello, habitualmente acompañado de incapacidad para girar o mover la cabeza.

Las causas que pueden generar una contractura cervical pueden ser variadas, pero suelen deberse a la tensión excesiva a que sometemos los músculos del cuello (sobre todo los posteriores),  con la consiguiente  irritación de los nervios cervicales y la generación de la contracción o espasmo de los músculos de la zona.

El dolor de cuello se puede presentar en distintas intensidades y acompañado de diferentes síntomas dependiendo de qué lo esté provocando. La tortícolis se caracteriza por una sintomatología muy característica y definida: experimentamos dolor al mover el cuello y dificultad o incapacidad para mover la cabeza o girarla, acortamiento y rigidez del músculo esternocleidomastoideo, o una postura incorrecta (algo girada) de la cabeza. También puede ocurrir que el dolor no se localice solo en el cuello y difunda a dolor de hombros y dolor de cabeza simultáneamente.

Te proponemos que tengas en cuenta los siguientes consejos y trucos para aliviarlo.

  • Lo más importante es que conozcas las causas que te están generando este dolor para que puedas modificar la postura al realizar tus actividades cotidianas y prevenirlo al máximo.
  • Aplica calor seco de forma local y en momentos alternos. No más de 20 minutos y descansa antes de aplicarlo nuevamente. Te puede ser muy útil Cerecitas®, la almohadilla térmica rellena de huesos de cerezas. Se calienta rápida y fácilmente en el microondas (o enfría en el congelador cuando necesites aplicar frío localizado) y se adapta a la forma del cuerpo aportando un calor seco y uniforme. Su temperatura nunca baja de la temperatura corporal. Puede adaptarse a diferentes partes del cuerpo y gracias a las cintas que trae incorporadas permite libertad de movimientos.
  • Procura descaso a la musculatura cervical y dorsal. A veces es necesario utilizar un collarín cervical, analgésicos y/o un relajante muscular. Consulta a tu médico.
  • Puede resultar muy efectiva la aplicación tópica de alguna crema o gel con acción antiinflamatoria. Resulta muy práctico el ibuprofeno gel en formato roll-on que te permite aplicar el producto a la vez que te das un pequeño auto-masaje en la zona dolorida, en cualquier momento del día y sin mancharte las manos.
  • Procura relax a los músculos del cuello, de la mano de un profesional. Se han mostrado eficaces los tratamientos de fisioterapia con ultrasonidos y los masajes descontracturantes centrados en los músculos afectados como el esternocleidomastoideo, el angular de la escápula, el romboides, etc.  Para eliminar las contracturas suele funcionar muy bien las técnicas  de punto gatillo, de estiramiento fascial o la punción seca.
  • Una vez que mejora la movilidad del cuello, es importante realizar ejercicios y  estiramientos de los músculos afectados.
  • Y dado que esta patología normalmente está causada por movimientos bruscos y malas posturas, te recomendamos tener especial cuidado con las circunstancias que puedan originarla, como evitar movimientos bruscos del cuello, pasar mucho tiempo hablando por teléfono o sentarse con una postura forzada y poco ergonómica, no utilizar almohadas demasiado altas o bajas para dormir.

Si todas estas medidas no consiguen eliminar el dolor del cuello, consulta con tu médico la posibilidad o indicación de tomar algún analgésico o antiinflamatorio por vía oral.

Un comentario en “Remedios para aliviar la tortícolis”

1 artículo(s)

Deja un comentario

* Campos requeridos