//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Qué se puede tomar para eliminar líquidos?

Comentario: ¿Qué puedo tomar para eliminar líquidos?

RESPUESTA: 

La retención de líquidos en el organismo es uno de los factores ocultos del aumento de peso, que se evidencia tanto en la balanza como en el espejo. Esta retención de líquidos puede estar condicionada por muchos factores, unos relacionados con nuestro estilo de vida (sedentarismo, falta de actividad física, etc.), con fluctuaciones hormonales (estrés, embarazo, menopausia, pre-menstruación), factores climáticos (fluctuaciones de la presión atmosférica, temperaturas altas), mala alimentación con exceso consumo de sal y falta de proteínas y nutrientes, desequilibrio en la ingesta de líquidos o incluso puede estar asociada a factores orgánicos (reacciones alérgicas, trastornos circulatorios y otras diversas patologías).

Los edemas leves se corrigen con medidas sencillas y disciplina, pero en cualquier caso te recomendamos no tomar ningún medicamento sin consultar con el especialista. A continuación te damos unas pautas sencillas que llevándolas de manera disciplinada te ayudarán a evitar la retención de líquidos:

  • Beber al menos 2 litros diarios de líquidos. No tienen que ser forzosamente de agua, también podemos tomarlo en forma de infusiones, refrescos sin azúcar (sin abusar), etc.
  • Seguir una dieta baja en sodio: la primera medida a adoptar por lo tanto,  es reducir la sal en las comidas. Intentar cocinar con poca sal. La sal nos hace retener mucho líquido y también nos puede beneficiar en caso de tener problemas de Hipertensión Arterial. Para que las comidas no resulten insípidas y realzar el sabor de los alimentos se pueden usar como sustitutivo hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo, cebolla, etc.
  • Los alimentos ricos en sodio producen retención de líquidos. Por su elevado contenido en sal te recomendamos evitar: embutidos (mortadela, chóped, jamón dulce, salchichón, catalana, jamón salado, etc.), conservas y vegetales en salazón, los frutos secos salados, los quesos con sal, precocinados,  etc.
  • Seguir una dieta rica en frutas, verduras y hortalizas. Entre las verduras y hortalizas más recomendadas se encuentran las patatas, calabaza, tomate, calabacín, berenjena, espárragos, setas y alcachofas. Y de las frutas la más aconsejable es el plátano, por su alto contenido en potasio.
  • Realizar ejercicio físico con asiduidad, es suficiente con caminar diariamente al menos 30 minutos, mover el cuerpo ayuda a la eliminación de líquidos.
  • Realizar un masaje durante la ducha diaria, alternando chorros de agua fría y caliente, sobre todo en la zona de las piernas.