//

Blog de nutrición, salud y belleza

Piel sensible y dermatitis atópica.

Comentario: Tengo la piel sensible y sufro de dermatitis atópica.

RESPUESTA:

La  dermatitis atópica que usted nos comenta que padece se caracteriza por su evolución crónica y recurrente y puede verse influenciada por distintos factores, como pueden ser cambios hormonales, alimentación, estrés, climatología,etc.. El cuidado de este tipo de pieles requiere paciencia y el uso de productos cosméticos específicos. Generalmente la epidermis tiende a secarse excesivamente, por lo que le recomendamos los siguientes cuidados:

  • Una limpieza delicada evitando sustancias sintéticas, sulfatos o cualquier otro activo potencialmente alergénico. Optar por jabones suaves y naturales, elaborados a base de glicerina y extractos de plantas (caléndula,  avena), y por aceites vegetales como el de almendras dulces, que limpien y nutran la piel sin agredirla.
  • Mantener la epidermis constantemente hidratada y nutrida, mejor apostar por extractos botánicos de reconocida eficacia contra la atopia, como la caléndula, la manteca de karité o la avena, y por productos que contengan alantoína.
  • El sol es un buen aliado, pero hay que tomar medidas de precaución extremas eligiendo productos con un nivel alto de fotoprotección, que no incluyan sustancias sintéticas que podrían agravar el problema. La recomendamos elegir las gamas solares específicamente formuladas para pieles atópicas.