//

Blog de nutrición, salud y belleza

Infecciones urinarias recurrentes: lo importante es prevenir

Prevencion tratamiento infeccion urinaria

Las infecciones urinarias son más frecuentes en las mujeres a causa de las características anatómicas de su aparato urinario. Esto hace que las infecciones recurrentes (más de 3 episodios al año) sean muy habituales. Para evitarlas, conviene seguir una serie de recomendaciones que a continuación os explicamos.

Las infecciones urinarias son aquellas que afectan a los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Según la parte del aparato que se vea afectada puede ser una infección de las vías urinarias bajas (vejiga) o cistitis; o de las vías urinarias altas (uréteres y riñones).

Los síntomas principales de este tipo de infecciones son:
- Micción frecuente
- Ardor y dolor al orinar
- Necesidad intensa de ir al baño
- Orina turbia y de mal olor
- Fiebre
- Dolor en la parte baja de la espalda

Estas infecciones generalmente no son graves y se curan en un par de días tomando antibióticos.

Sin embargo, muchas veces es muy frecuente que vuelven a aparecer al poco tiempo. Según las estadísticas de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), cerca del 25% de afectadas por una cistitis padece una reinfección. Y si se producen más de 3 episodios al año, se considera que se padece una infección recurrente.

Este tipo de dolencia es más común entre las mujeres porque la uretra femenina es más corta, lo que facilita la penetración de las bacterias desde el aparato excretor.

Además, en ciertos periodos, como el embarazo, aumenta la posibilidad de contraer este tipo de infecciones. Sin embargo, la buena noticia es que se puede prevenir este tipo de enfermedades siguiendo una serie de consejos.

¿Cómo prevenir las infecciones?
- Beber al menos 2 litros de agua al día.
- Reducir el consumo de cafeína y alcohol.
- Ingerir alimentos con vitamina C para reforzar el sistema inmunitario.
- Orinar en cuanto se noten ganas y vaciar siempre totalmente la vejiga.
- Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales.
- Usar ropa interior de algodón.
- Limpiarse de delante hacia atrás después de orinar y al ducharse para evitar que las bacterias viajen hacia delante.
- Consumir arándanos, ya sea en forma de frutos, zumos o complementos alimenticios. Diferentes estudios han demostrado que los arándanos ayudan a reducir el riesgo de infecciones gracias al poder antiadherente de sus antioxidantes. Las proantocinidinas (PAC) de los arándanos impiden que las bacterias se adhieran al aparato urinario y colonicen en él. Puedes tomar Inurec, un complemento alimenticio a base de arándano rojo americano que previene las infecciones urinarias recurrentes, Gracias a sus componentes, Inurec contribuye a la disminución de la fijación de las bacterias a la pared de las vías urinarias, lo que favorece una buena salud del tracto urinario.

Deja un comentario

* Campos requeridos