//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Qué debo comer para cuidar la vista?

Cuidar la vista

Los problemas de visión son relativamente frecuentes, sobre todo ahora que nos pasamos el día conectados a múltiples pantallas (el ordenador, la tablet, el móvil…) y nuestros ojos sufren un estrés añadido. Todos los días nos colocamos en situaciones que nos obligan a forzar continuamente la vista, y no sólo ante las pantallas: también por la exposición al sol, la contaminación, etc.

Cuidar la vista es fundamental. Nuestros ojos están activos todo el día, desde que nos despertamos hasta que caemos agotados por la noche en la cama. Sin embargo, lo habitual es prestarles atención cuando nos dan molestias. ¡Grave error!, pues requieren de cuidados diarios para evitar cansancio, infecciones o incluso enfermedades más graves.

Si experimentamos síntomas visuales u oculares tales como sensación de tensión en los ojos, visión borrosa, lagrimeo, fotofobia, visión doble, dolor ocular, sequedad, hinchazón de párpados, etc; debemos tomar medidas para cuidar nuestra salud ocular. Y la primera de ellas es consultar al oftalmólogo.

Por otro lado, cada día existen más evidencias de la relación directa entre los procesos de envejecimiento ocular y la alimentación. Nuestras abuelas ya nos decían que las zanahorias eran buenísimas para la vista, pero hoy en día numerosos estudios demuestran, por ejemplo, los beneficios que tiene una dieta rica en carotenos para nuestra vista.

¿En qué alimentos podemos encontrar vitaminas para proteger la vista?

  • Lácteos, huevos, pescado o hígado tienen vitamina A que ayuda a mantener sana la conjuntiva, una membrana transparente que cubre la parte anterior del globo ocular, y contribuye a la formación de rodopsina, un pigmento rojizo sensible a la luz que se encuentra en los bastones retinales.
  • Papaya, Kiwi, cítricos, aceites vegetales y frutos secos son ricos en vitaminas C, E y B2. Inciden positivamente sobre el cristalino, favorecen la salud de la conjuntiva y disminuyen el riesgo de sufrir cataratas.
  • Espinacas y yema de huevo son ricos en luteína, una de las mejores aliadas en la prevención de la degeneración macular.

Para proteger los ojos no basta con llevar una dieta sana. Es importante evitar factores de riesgo, como las radiaciones solares, que pueden ser muy perjudiciales para los tejidos oculares. Los especialistas aseguran que incluso cuando la luz del sol no es molesta, nuestros ojos están expuestos a la acción nociva de los rayos UV, que desgastan la vista y generan problemas como cataratas, quemaduras de retina u otras enfermedades. Utiliza gafas de sol y cuídalas como cuidas tus ojos (una lente de mala calidad, arañada o estropeada hace que fuerces aún  más tu vista).

Otros factores que sin duda afectan a la salud de los ojos son los ambientes cargados, el humo, el tabaco, el calor y el frío excesivos. También resulta perjudicial trabajar con mala iluminación.

Asimismo, es recomendable realizar ejercicios oculares, ya que fortalecen los músculos orbitales y retrasan la presbicia. Además, ayudan a descansar la vista y favorecen la correcta lubricación del ojo.

Deja un comentario

* Campos requeridos