//

Blog de nutrición, salud y belleza

Cuidados de Belleza después del verano (II)

A la vuelta de las vacaciones es aconsejable iniciar un plan de acción con cuidados y tratamientos intensivos de reparación, que permita prolongar el bronceado y que la piel recupere el agua que necesita y se muestre suave, tersa, flexible y luminosa.

Nuestro objetivo es reparar los rigores del verano y afrontar la nueva estación, que para un perfecto cuidado facial se resume en tres acciones:

  •      Reparar el tejido dañado
  •      Hidratar / Nutrir, recuperar el equilibrio hidrolipídico de la piel
  •      Revitalizar, devolver la luminosidad

Para simplificar esta tarea, desde NSyB www.nsyb.com os proponemos seguir un programa de cuidados básico y sencillo, y sin embargo de gran importancia. Una rutina de cuidados dividida en cuatro etapas: Limpieza, Exfoliación, Hidratación/Nutrición, Reparación y Revitalización. Hoy nos centraremos en los tres primeros pasos, imprescindibles para iniciar la recuperación de la piel de los estragos del sol y el verano:

1. Desmaquillar, Limpiar y Tonificarla piel de manera suave pero profunda y esmerada.

La belleza empieza por una correcta limpieza diaria de cara, cuello y escote, que debe ser una rutina inexcusable. A lo largo del día son muchas las impurezas (contaminación, sudor, polvo, grasa, restos de maquillaje, etc.  ) que se acumulan en la epidermis, irritándola y dificultando su correcta oxigenación.

Es fundamental utilizar el limpiador apropiado para no alterar la película hidrolipídica y no dañar la piel. Un producto adecuado debe respetar el pH, es decir, el grado de acidez de la piel (pH 5,5) y no debe dejar sensación de tirantez en la piel. El mercado nos ofrece una amplia gama de productos limpiadores que se diferencian entre sí por sus componentes y texturas adaptadas a uno u otro tipo de piel. Utiliza productos adecuados a tu tipo de piel.

Después de la limpieza, se debe utilizar un tónico, que no sólo elimina los últimos residuos de impurezas y ayuda a cerrar los poros, sino que también desarrolla una acción revitalizante y reconfortante y deja la piel suave, fresca, con un aspecto limpio y cuidado y preparada para la aplicación de los productos de tratamiento.

Nuestra propuesta:

  • Leche Limpiadora ANALINE y Tónico Revitalizante ANALINE, adaptados paratodos los tipos de piel, e indicados especialmente para las pieles secas, deshidratadas o sensibles por su suavidad y delicadeza. Propiedades hidratantes y emolientes. Efecto confort.
    • Gel Limpiador Purificante ANALINE y Tónico Equilibrante ANALINE, indicados para las pieles mixtas, grasas y con tendencia acneica. Limpia, regula el exceso de grasa y protege, cierra los poros dilatados, hidrata, refresca, calma, tonifica, afina y reequilibra la piel tras su limpieza. Proporciona una agradable sensación de frescor y prepara la piel, para recibir el tratamiento de día o noche.
    • Dermojabones ANALINE. Una extensa gama de dermojabones indicados para la higiene y la limpieza de los distintos tipos y necesidades de la piel, como una alternativa al uso de la Leche o el Gel Limpiador.

Recuerda: un tratamiento, por muy bueno que sea, no puede penetrar adecuadamente en una piel sucia, con lo que su eficacia se ve muy reducida.

2. Exfoliar la piel para dar luminosidad.

La exfoliación (peeling) constituye un paso obligatorio para limpiar la piel en profundidad, estimular el proceso de renovación celular y conseguir una piel más lisa y luminosa, gracias al cual la piel logra una mayor transpiración que le ayuda a asimilar mejor los programas hidratantes y de tratamiento.

Mediante la exfoliaciónse eliminan restos de impurezas y células muertas que permanecen en la superficie de la piel. Combinados con los productos hidratantes y nutritivos, los peelings son el complemento ideal para recuperar la piel:

  • Debes realizar la exfoliación una vez a la semana, después de la limpieza habitual y sobre la piel húmeda, mediante movimientos rotatorios, insistiendo sobre la frente, la nariz y la barbilla, los puntos más sujetos a las impurezas.
  • Utiliza productos especiales para exfoliar.  Los hay de diversos tipos:
  • El "scrub" se vale de partículas diminutas que actúa rascando suavemente la superficie cutánea, arrastrando las células muertas y alisando la piel.
  • El "gommage", que contiene microesferas que capturan las impurezas y las eliminan con el aclarado.
  • Exfoliantes con microgránulos y sustancias capaces de disolver las conexiones químicas que mantienen unidas las impurezas a las células.
  • No frotes la piel hasta enrojecerla: la eficacia de un exfoliante no depende de la fuerza con que se aplique sino de la regularidad en su uso.

Los resultados que observarás después de realizar este tratamiento de peeling son: una piel más suave al tacto, con un tono más homogéneo, el relieve cutáneo se alisa, el grano de piel se afina y disminuyen las imperfecciones

3. Hidratar, nutrir y tratar las zonas frágiles es indispensable!

Después de limpiar y exfoliar la piel, sólo queda devolverle las sustancias que le proporcionan elasticidad y suavidad. La mejor forma de conseguirlo es mediante una buena hidratación que nos ayude a recuperar el agua superficial perdida. Una piel sana, bella, luminosa y con vitalidad dependerá del grado de hidratación.

La hidratación consiste en aplicar diariamente una crema con principios activos emolientes y reparadores, que devolverán a la piel su elasticidad y suavidad. Este paso es especialmente importante después del verano ya que la piel ha estado más expuesta a la sequedad y deshidratación característica de esta temporada. Se procederá a la aportación de sustancias para recomponer el llamado factor natural de hidratación, mediante la penetración de activos nutrientes y protectores.

La función de las cremas y lociones hidratantes es la de ayudar a la piel a mantener un grado óptimo de humedad. De manera simplificada se puede decir que un producto hidratante es aquel que elimina las señales y síntomas de la piel seca.

El 70% del agua se halla en las capas profundas de la epidermis y de la dermis, y el 13% en la capa córnea más superficial. Estos porcentajes son los que garantizan una hidratación ideal.

Mantener este equilibrio constante no resulta fácil si se tienen en cuenta los numerosos agentes que lo desestabilizan, sobre todo durante el verano. Para recuperar la hidratación perdida es preciso actuar simultáneamente sobre los factores que la determinan: La calidad de la capa córnea, el control del agua en movimiento, que pasa desde la dermis (más profunda) a la epidermis (más superficial) y finalmente se evapora en la superficie cutánea y el agua retenida, presente en la epidermis y que es fijada por los lípidos y el Factor Natural de Hidratación (NMF).

Los mejores productos hidratantes son aquellos que dejan una finísima película protectora sobre la epidermis, y mantienen la cantidad necesaria de agua en la piel, que es de aproximadamente un 13%, y que disminuye con el paso del tiempo hasta llegar a 5-7%.

A veces no está clara la diferencia entre hidratación y nutrición. Hidratación es agua, nutrición son lípidos, así de simple.

Las cremas hidratantes las necesitan todos los tipos de pieles, sin excepción alguna.

Las cremas nutritivas contienen lípidos porque van destinadas a pieles más secas, a las que les falta sebo, las que su dermis no tiene suficiente con lo que segregan sus glándulas sebáceas. Para este tipo de pieles, la crema nutritiva es como un bálsamo de suavidad y confort. Las cremas nutritivas representan un tratamiento de choque para la piel dañada por el sol y en ese momento es cuando son adecuadas para todo tipo de pieles. Suelen incluir ceramidas y fosfolípidos, quehacen más compacta la piel.

Estas cremas incorporan un grado de untuosidad que refleja un mayor contenido graso que las cremas hidratantes. Con el uso de cremas nutritivas se pretende detener la atrofia del tejido subcutáneo, la relajación de la piel, su envejecimiento prematuro, y las consabidas arrugas.

Cuando penséis en hidratación pensad en agua. Cuando lo hagáis en nutrición, aportáis a la piel un elemento graso que sólo necesitan las pieles secas, algunas sensibles y todas cuando están dañadas por el sol y la sequedad del medio ambiente.

No olvides rehidratar el contorno de los ojos con un producto específico para esta delicada zona. Los tratamientos para el contorno de ojos proporcionan una hidratación intensa que estimula la producción de agua en el centro de las células, evitando las finas líneas de expresión y las patas de gallo.

Puesto que la hidratación es un paso decisivo para mantener la piel en perfecto estado, las firmas de cosmética se esfuerzan en presentar cada día formulaciones más sofisticadas para incluirlas en estos productos en apariencia sencillos pero increíblemente complejos que demuestran una gran efectividad.

Nuestra propuesta:

  • Crema Hidratante ANALINE. Crema hidratante de día especialmente formulada para pieles normales con tendencia a secas. Estabiliza el manto protector de la dermis, hidrata y tonifica.
  • Crema Nutritiva ANALINE. Crema de día y noche para las pieles secas, deshidratadas y maduras.  Doble acción: hidrata y nutre. Propiedades suavizantes, regeneradoras y prevención de las arrugas. Aporta flexibilidad y suavidad a la piel.
  • Crema Pieles Normales y Mixtas ANALINE. Hidratación diaria para las pieles normales y mixtas de todas las edades. Hidratante, matizante, reguladora del exceso de grasa. Ejerce acción calmante y suavizante.
  • Emulsión Equilibrante Pieles Grasas ANALINE. Emulsión muy ligera con alto poder hidratante para las pieles grasas. Mantiene el equilibrio cutáneo, ayuda a regular el exceso de grasa, suaviza y calma. Deja la piel suave, matizada, confortable y sin brillos.
  • Crema de Rosa Mosqueta ANALINE. Una crema nutritiva y regeneradora ideal para el cuidado de todo tipo de pieles deshidratadas. Hidrata, nutre, restablece el equilibrio hidrolipídico de la piel, mejora y previene los signos del envejecimiento cutáneo y mejora la elasticidad, flexibilidad, firmeza y luminosidad de la piel.
  • Crema Contorno de Ojos ANALINEFórmula adapta da a la frágil zona del contorno de los ojos. Hidrata en profundidad, proporcionando elasticidad y flexibilidad a la piel, ejerce un efecto tensor y defatigante. Previene y trata las arrugas.

Dermocosmética Farmasierra te ofrece una solución global para el cuidado de rostro, cuello y escote, para conseguir una piel regenerada, reafirmada y rejuvenecida, más luminosa y bonita, con un aspecto más joven y terso; y del verano solo recordamos las cosas agradables, no los efectos negativos que deja en nuestra piel.

Y ante todo, constancia diaria y como siempre os recordamos:  no utilizar la cosmética el domingo porque es fiesta!

Cuidados de Belleza después del verano (I)

Un comentario en “Cuidados de Belleza después del verano (II)”

1 artículo(s)