//

Blog de nutrición, salud y belleza

Colesterol y salud cardiovascular: consejos para cuidarlos

colesterol23

Colesterol y salud cardiovascular: consejos para cuidarlos

La mayoría de las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, como el consumo de tabaco, las dietas poco saludables, la inactividad física, la obesidad, la hipertensión arterial o la diabetes, así como el aumento de los lípidos y de algunas fracciones de colesterol en sangre.

Cuando hablamos de colesterol y salud cardiovascular, lo primero de todo, debemos recordar dos afirmaciones básicas y fundamentales:

• El colesterol es una sustancia que se encuentra en los tejidos corporales y en la sangre de todos los vertebrados.

• Un buen nivel de colesterol no es una cifra baja en términos absolutos, sino una cifra en la que la relación entre el colesterol LDL (el colesterol “malo”) y el HDL (el “bueno”) es inferior a 3,5, o incluso a 3.

• Para que esta relación y este valor sean los mejores, hay que combatir lo que impide que el colesterol sea depurado en forma de HDL y lo solidifica en las paredes arteriales en forma de LDL.

Colesterol y salud cardiovascular

Entre los factores de riesgo que intervienen de manera directa en el desarrollo de las ECV se encuentran los niveles altos de colesterol total y de LDL-colesterol o “colesterol malo”.

A continuación te dejamos unas pautas básicas que te ayudarán a conseguir, sea de manera directa o indirecta, que tus niveles de colesterol sean adecuados para disfrutar de una buena salud cardiovascular:

1. Gestiona tu estrés. El estrés y el exceso de trabajo son en gran parte responsables de una mala salud cardiovascular.

2. No fumes. Fumar, aunque sea poco, incrementa en casi el doble el riesgo de sufrir un ictus o un infarto de miocardio.

3. Practica actividad aeróbica de manera regular.

4. Cuida la tensión. La hipertensión es otra causa tan conocida… ¡como mal tratada! Un régimen nutricional adaptado puede ser igual o más eficaz contra ella que cualquier medicamento.

5. Si tienes sobrepeso, adelgaza. Evitar el sobrepeso te ayudará a reducir la aparición de marcadores sanguíneos de inflamación, como la proteína C reactiva (PCR), hoy día reconocida como un factor de riesgo cardiovascular en sí mismo.

6. Come y bebe saludablemente. Por ejemplo, toma agua en lugar de alcohol o bebidas azucaradas y/o con gas.

7. Huye de las dietas ricas en grasas saturadas que presentan altos niveles de LDL-colesterol (alimentos de origen animal: ternera, cerdo, cordero, mantequilla, nata, helado y otros productos lácteos enteros. Añaden mucho sabor a los alimentos, ¡pero ojo! Son muy poco saludables.

8. Evita los picos de azúcar en sangre para prevenir el síndrome de resistencia a la insulina y así mantener niveles óptimos del colesterol bueno (HDL).

Inspírate en los regímenes alimenticios y estilos de vida que se han demostrado efectivas en la prevención de las enfermedades cardiovasculares: la dieta mediterránea y un estilo de vida saludable.".

La dieta tiene un importante papel en la reducción de factores de riesgo cardiovascular, pero no siempre sólo con la dieta alcanzamos los niveles deseados de estos compuestos, siendo necesario en algunos casos aportar complementos alimenticios específicos que nos ayuden a alcanzar los niveles adecuados de éstos, como es el caso de los omega 3  o la fibra bifidógena.

Empieza el buen tiempo así que no tienes disculpa para empezar a poner en práctica estos consejos. Que tu estilo de vida sea de manera habitual un #estilodevidasaludable.