//

Blog de nutrición, salud y belleza

Los beneficios de andar

caminar para mejorar la salud

Caminar es una excelente forma de hacer ejercicio. Diríamos que es el ejercicio más saludable… y el más barato.

Si estas engordando y quieres perder ese peso de más, recuperar la línea pero, sobre todo, estar en forma y sentirte bien, te aseguramos que el mejor ejercicio que existe es el de caminar. Movimientos naturales para nuestro organismo de tal forma que, no solo podremos adelgazar, sino que evitaremos muchas lesiones que producen otro tipo de ejercicios de alto impacto, como correr, que puede acabar dañando las rodillas.

Antes de ponerte en marcha, ten en cuenta estos consejos:

  1. Empieza poco a poco. Al principio vas a necesitar un poco disciplina y de fuerza de voluntad para dedicarle a este ejercicio de caminar una hora al día. Puedes empezar con  20 minutos-media hora, para poco a poco ir aumentando el tiempo hasta una hora.
  2. Adóptalo como una rutina. Es importante hacer este ejercicio diariamente para que tu cuerpo vaya fortaleciendo poco a poco los músculos utilizados para andar. Incluye esta actividad en tu rutina diaria.
  3. Preparación y recuperación: deberás realizar algunos ejercicios de estiramiento antes y después de empezar a andar. Evitarás lesiones.
  4. Camina al ritmo adecuado: El ritmo de marcha promedio de cada uno de nosotros depende de muchas cosas: la edad, el nivel de condición física, el género e incluso la altura y el peso contribuyen a la rapidez con la que podemos y debemos caminar.  Comienza a andar con naturalidad, ni muy rápido ni muy lento, y progresa de manera que llegues a andar a buen ritmo, pero sin llegar a correr.  Así durante un tiempo mínimo de media hora y un máximo de una hora cada día. Andar  a buen ritmo ayuda a ejercitar los músculos, y al requerir más energía para hacer esta actividad… queman más calorías.

 

Beneficios de andar

 Te ayuda a mantener el peso bajo control.

Caminar diariamente te permite alcanzar un peso saludable reduciendo la grasa corporal en el sobrepeso y la obesidad.

Andar  30 minutos diarios supone un gasto de unas 1000 calorías aproximadamente a la semana. Si quieres quemar grasa, tendrás que aumentar a 40-45 minutos seguidos, ya que la grasa depositada se empieza a quemar a partir de los 20-25 minutos después de haber iniciado una actividad física.

Caminar también aumenta la masa y el tono muscular. Cuanto más masa muscular se tenga,  más rápido el metabolismo;  y cuanto más rápido el metabolismo, más calorías se quemarán, incluso en momentos de reposo.

 Tonifica piernas, glúteos, brazos y abdominales.

Un buen paseo puede ayudar a fortalecer y dar forma a tus piernas. Presta atención a tu postura mientras caminas. Si contraes los glúteos y el abdomen al andar, además de proteger tu espalda y tus rodillas, tonificarás los abdominales y reducirás gradualmente tu cintura.

Los brazos tienen mucha influencia en la velocidad al andar. Para sacar el mejor provecho debes mantenerlos a un nivel cómodo, doblados a la altura del codo y moverlos hacia atrás y hacia adelante al caminar. Moverlos más rápido te permite acelerar el paso de manera automática. Este movimiento tonifica los brazos, los hombros y la espalda.

 ✔  Fortalece el corazón y ayuda a mantener la presión arterial bajo control.

Está demostrado que andar ayuda a que el sistema cardiovascular se active y fortifique. La actividad física aumenta la fuerza y la capacidad de bombeo del corazón, las arterias adquieren mayor capacidad de dilatarse, aumentando en conjunto la cantidad de sangre que puede llegar a los músculos y otras zonas de nuestro cuerpo.

Caminar a paso rápido durante 30 minutos puede ayudar a prevenir y controlar la presión arterial alta, reduciendo el riesgo de accidentes cardiovasculares hasta en un 27 por ciento.

 Contribuye a regular los niveles de colesterol en sangre.

La actividad física produce efectos beneficiosos sobre el colesterol. Reduce los niveles de colesterol malo para el organismo (LDL) y aumentar los niveles de colesterol bueno (HDL).

 Contribuye a prevenir la osteoporosis.

Efecto muy importante sobre todo para las mujeres. Contribuye de dos maneras:

Por un lado, al favorecer el aumento de los niveles de vitamina D en el organismo. Caminar a la luz del día, incrementa los niveles de vitamina D del cuerpo - un nutriente difícil de obtener a partir de los alimentos, pero que se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar. La vitamina D juega un papel muy importante en muchos aspectos, desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario. Si bien es cierto que protegerse de los rayos solares es importante, los expertos coinciden en que exponer la piel al sol, con frecuencia pero sin que se queme, ayudará a producir suficiente vitamina D.

Y en segundo lugar, estimulando y fortaleciendo los huesos.   En cierta medida, caminar cuenta como una actividad de carga (el propio peso), aumentando la densidad ósea.

 ✔  Ayuda a regular la glucosa sanguínea, incluso en la diabetes tipo 2.

Caminar diariamente también contribuye a prevenir la aparición de diabetes, sobre todo en obesos o con antecedentes familiares de diabetes y es un elemento importante en el tratamiento de los pacientes diabéticos al mejorar la respuesta a la insulina, hormona que controla el metabolismo y el nivel de azúcar en sangre.

 Mejora la capacidad funcional del organismo.

Caminar es una maravilloso ejercicio natural que nos ayuda a aumenta la resistencia a los esfuerzos, a cansarnos menos y más tarde.

 Aumenta los niveles de bienestar.

Dar un buen paseo es uno de los mejores medios naturales que tenemos para relajarnos y aliviar la tensión. La capacidad del ejercicio de intensidad moderada (caminar a paso ligero, por ejemplo) realizado de manera regular para mejorar nuestro estado de ánimo es una realidad.

Está plenamente demostrado que la realización regular de ejercicio de intensidad moderada reduce el estrés y la ansiedad. Incluso se ha mostrado tan eficaz en los casos de depresión leve a moderada como los antidepresivos, gracias a las endorfinas que libera al torrente sanguíneo.

Hacer unos buenos estiramientos previos y salir a caminar diariamente una horita es el ejercicio más barato y efectivo para empezar adelgazar y ponerte en forma.

Es tiempo de cuidarte. ¡Empieza ya!

Deja un comentario

* Campos requeridos