//

Blog de nutrición, salud y belleza

10 trucos para evitar los excesos navideños

Eliminar los excesos en Navidad

Aún no es Navidad y ya hemos empezado a cometer pequeños excesos: que si comer un poquito de turrón después de las comidas principales, merendar un polvorón, echar mano a las trufas de chocolate…

Los excesos en Navidad son unos de los mayores inconvenientes de estas fiestas. Son los responsables del aumento de peso, de tener molestias digestivas o de pasarlo mal ante las tentaciones que rompen la dieta que teníamos hasta ese momento. La clave para evitar todo esto está en compensar los excesos.

Nos lo repetimos un año tras otro pero no podemos dejar de caer en la tentación porque ¿qué culpa tenemos de haber recibido una cesta de Navidad con dulces, embutidos y otras cosas ricas?; y si en casa nos ofrecen  turrón…pues no vamos a decir que no, ¿verdad?

Esto es normal que ocurra y no tenemos por qué negarnos a los pequeños caprichos pero podemos seguir 10 consejos que nos ayudarán a evitar excesos mayores:

1.Planifica bien las comidas antes de estas fechas. Compra lo necesario y no te dejes llevar por las ofertas. Puedes diseñar menús ligeros pero a la vez exquisitos.

2.Acaba con la costumbre de cocinar cantidades exageradas de comida. Valora primero si es necesario: le harás un favor a tu bolsillo y a tu salud y evitarás comer restos durante varios días…

3. Haz un desayuno frugal. Durante estos días el desayuno puede ser suave, sobre todo tras una cena opípara. Eso sí, nunca te lo saltes, sirve para reponer fuerzas y para que no nos sentemos a comer con ansiedad.

4. Come despacio y mastica bien la comida. Te ayudará a saciarte más rápidamente.

5.Los primeros platos de tus comidas o cenas pueden seguir siendo caldos, sopas o ensaladas.

6. Una buena idea es servir la comida ya emplatada, así no será tan fácil repetir si tenemos distintas fuentes con comida a nuestro alrededor.

7. Si tienes antojo de dulce intenta comerlo durante la mañana o media tarde. Evita picotear muchos dulces navideños por la noche.

8. Menos es más. Si quieres comer un trozo de turrón o probar el mazapán después de la comida, hazlo, disfrútalos y después ¡aléjate de la mesa! Mantente ocupado para evitar sentir la tentación de volver por más.

9. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en fibra y agua como verduras, frutas, cereales integrales y alimentos proteicos como las carnes magras y los lácteos desnatados. Los alimentos ricos en fibra te ayudarán a evitar el estreñimiento. Está demostrado que el estreñimiento aumenta en Navidad. ¿A qué se debe? Pues se juntan varios factores: durante las fiestas aumentamos la cantidad de ingesta y  bebemos menos agua y más alcohol. Todo ello junto desequilibra nuestro sistema digestivo.

10. Cuidado con el alcohol: es altamente calórico. Bebe con moderación e intenta beber agua o refrescos sin azúcar durante la comida o cena.

Los médicos y nutricionistas no se cansan de recordarnos que no es bueno ayunar tras un día de excesos. Lo ideal es comer sano en cada momento.

En resumen, no abandones las prácticas saludables y mantén costumbres como: no picar entre horas, no abusar de comida rápida y alimentos ricos en grasas  o elegir postres y refrescos light.

Pero sobre todo te recomendamos algo aún más importante: disfruta de estas Navidades. Vívelas con alegría, entusiasmo, emoción, y teniendo en cuenta una máxima destacadísima: ante todo, intenta ser feliz.

Deja un comentario

* Campos requeridos