//

Blog de nutrición, salud y belleza

Piel del Hombre Vs. Piel de la mujer

pareja playa
 
La piel del hombre es diferente biológicamente a la de las mujeres, y por eso necesita de unos cuidados cosméticos específicos. La piel del hombre se caracteriza por:
 

Mayor concentración de vasos sanguíneos. Los hombres tienen un mayor número y una mayor concentración de vasos sanguíneos, sobre todo en los pómulos.

►Más vello facial: la testosterona estimula el crecimiento del vello facial en los hombres.

►Una película hidrolipídica más rica. Las glándulas sebáceas, que son las responsables de la producción de sebo, son mayores, más numerosas y más activas en los hombres que en las mujeres, lo que provoca que generen el doble de sebo. En consecuencia los hombres tienen una piel más grasa (está más predispuesta a la aparición de granitos). En gran medida son responsables las hormonas, al estar la piel más impregnada de andrógenos que de estrógenos.

►Tiene los poros más abiertos y la piel con más imperfecciones.

►Tiene una densidad de colágeno superior. Es un 25% más espesa que la de la mujer, y por lo tanto menos frágil.

►Es más ácida, ronda un pH 5,0, mientras la mujer está en un 5,5.

►El afeitado diario debilita la piel y altera de manera continua la hidratación en las capas superficiales de su manto hidrolipídico.

Piel más gruesa, tanto en la epidermis como en la dermis.


 
 
Como consecuencia de estas características y propiedades fisiológicas, la piel del hombre:
 

Se arruga más lentamente, pero en el momento de su aparición las arrugas son más profundas.

Envejece más tarde pero lo hace de una forma muy radical: a partir de los 50 años pierde la firmeza de una forma muy agresiva.

Envejecimiento: la piel femenina muestra algunos signos de alerta apenas desde los 25 años, en tanto que la piel masculina no será hasta los 30-40 años. Por el contrario, los signos son más bruscos.

Sequedad: innata o adquirida, la sequedad de la piel tanto masculina como femenina es frecuente. Esta sequedad puede agravarse con el uso de de determinados productos After-shave, sobre todo con aquellos que contienen alcohol. Esta sequedad es más frecuente por el modo de vida, en particular para los ciudadanos de las grandes ciudades (estrés, contaminación, climatización, calefacción excesiva), pero también por el clima y la ausencia de protección (mucho frío o mucho Sol).

Pelos enquistados.

Rojeces crónicas o eritrosis, relacionadas directamente con la fragilidad de los capilares superficiales.


 

¡Por ello necesita productos específicos de tratamiento!

Deja un comentario

* Campos requeridos