//

Blog de nutrición, salud y belleza

Trucos para un afeitado perfecto

Trucos para un afeitado perfecto

En anteriores posts os hemos comentado las diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer: la piel masculina es más gruesa, menos frágil, y envejece más despacio.

Costumbres como el afeitado diario, debilitan la piel facial del hombre y alteran continuamente la hidratación de las capas superficiales. Si te afeitas con cuchilla, atentos a los 10 trucos para conseguir un afeitado perfecto:

Utiliza agua caliente: es conveniente afeitarse durante o después de la ducha para que el agua y el vapor abran los poros y ablanden el vello.

Mantén la piel y la cuchilla mojadas: se creará una fina película de agua entre la cuchilla y la piel. Esto hará que la cuchilla se deslice mejor y el afeitado sea más suave.

Aplica gel o espuma de afeitar: existen muchos tipos, espumas y geles clásicos o espumas y geles bio (o naturales). Estos últimos no contienen parabenos ni sustancias químicas. Se confeccionan con aceites esenciales que alivian la piel y evitan las irritaciones.

Elige una buena maquinilla: tanto si es desechable como si es eléctrica, debe permitir un afeitado suave que no obligue a pasar la maquinilla repetidas veces para retirar el vello. Si te decantas por una maquinilla eléctrica, los dos tipos más habituales son: la máquina de afeitar de tecnología tipo lámina y la máquina de afeitar de estilo rotatorio.

Atención a la dirección de afeitado: las pasadas deben realizarse en el sentido del crecimiento del vello. Es mejor afeitar la barba desde arriba hacia abajo, con pasadas suaves para no dañar la piel. En el caso del cuello, se realizará a la inversa, desde abajo hacia arriba.

Enjuaga, repasa y aplica after-shave: lava la cara con agua tibia y revisa que el acabado está perfecto. Después aplica un after shave con un perfume que te guste y que no contenga alcohol para que no irrite la zona, que estará especialmente sensible tras el afeitado.

Opta por una loción para después del afeitado que sea hidratante y tenga un bajo o nulo contenido de alcohol,       que deshidrata la piel.

Si bien un after-shave con alcohol desinfecta los posibles cortes, también irrita y produce escozor y rojeces. Otros ingredientes como el Aloe vera o la Camomila, además de calmar, ejercen la misma labor sin agredir la piel.

Para restaurar el manto hidrolipídico de la piel e hidratarla, utiliza un after shave rico en vitaminas que acabará con los granitos y las zonas más irritadas.

Deja un comentario

* Campos requeridos