//

Blog de nutrición, salud y belleza

Síntomas durante el embarazo y remedios naturales

Síntomas y remedios naturales embarazo

Cuando hablamos de molestias durante el embarazo, debemos pensar que realmente son eso, molestias.

El período de gestación es, de por sí, una etapa en la que toda mujer experimenta cambios. Todo embarazo conlleva la aparición de molestias, en unos casos con más intensidad y en otros con menos, pero lo normal es que se presenten:  acidez de estómago, cansancio, sofocos, mareos, etc.

Es necesario diferenciar los síntomas que tienen solución de aquellos que son irremediables.  Las molestias más frecuentes: ardor de estómago, nauseas, vómitos, estreñimiento, mareos, dolor de espalda, calambres, ciática, estrías, varices, celulitis,  etc., son trastornos normales, no enfermedades, pero, claro, como su nombre indica: molestan. Normalmente son inofensivas, pero desagradables. La mayoría de estos efectos desaparecen o se reducen después del primer trimestre, y por lo general desaparecen sin dejar huella poco después del parto.

Para que no tengas que esperar hasta entonces hemos preparado una lista de las molestias más comunes y las posibles soluciones (actividades y/o remedios naturales) que te ayudarán a calmarlas o a reducir su intensidad. Vayamos analizando una a una:

Náuseas

Habitualmente, las náuseas son producidas por la presencia en el organismo de una mayor cantidad de estrógenos y de la hormona gonadotropina coriónica. Consejos para reducirlas:

  • -Evita sabores y olores fuertes.
  • -Evita los movimientos súbitos.
  • -Si las náuseas se presentan por la mañana, deja preparadas en la mesilla un par de galletas la noche anterior y cómelas en la cama para elevar el azúcar en sangre y espera unos minutos antes de levantarte.
  • -Si las náuseas no ceden a lo largo del día, come a menudo pocas cantidades con el fin de que tu estómago no esté vacío en ningún momento.
  • -Bebe agua a pequeños sorbitos cuando las náuseas empiecen a manifestarse.
  • -La infusión de jengibre fresco es uno de los remedios más populares contra estas náuseas y los mareos en el coche.

Acidez de estómago

Durante el embarazo, el estómago segrega ácidos en mayor cantidad, los niveles altos de estrógenos y progesterona relajan la válvula de entrada al estómago permitiendo la subida de los ácidos del estómago al esófago, y por otro lado, el crecimiento del bebé comprime el estómago y otros órganos internos de la madre, provocando sensación de mala digestión y de ardor en la boca del estómago. Para contrarrestarlo se recomienda:

  • -Come a menudo (5-6 veces al día) pero en pequeñas cantidades.
  • -Evita los alimentos que favorecen la acidez (fritos, especias, bebidas con gas, café, chocolate, etc.).
  • -Consume productos lácteos o zumos de frutas o verduras alcalinos que neutralicen la acidez de estómago (zanahoria, pepino, ..)
  • -No te tumbes inmediatamente después de haber comido (la posición horizontal favorece el reflujo gástrico) y toma una infusión (manzanilla, poleo, salvia o melisa) después de las comidas.
  • -Si no te ayuda ninguno de estos trucos, pide a tu médico que te recete un medicamento para reducir la acidez compatible con el embarazo.

Las molestias más frecuentes: ardor de estómago, náuseas, vómitos, estreñimiento, mareos, dolor de espalda, calambres, ciática, estrías, varices, celulitis...

Estreñimiento

Si ya tenías este problema, el embarazo lo puede acentuar más. Bebe mucha agua, aumenta el consumo de frutas, verduras y cereales integrales, y camina o haz ejercicio a diario.

Si persiste el estreñimiento consulta a tu médico la procedencia de tomar algún complemento alimenticio a base de fibra soluble, que te ayude a regular el tránsito intestinal.

Mareos

Para evitar los mareos, huye del calor y del estrés, que pueden hacer que tu tensión se desplome. Cuando te levantes, hazlo sin incorporaciones bruscas. Procura no estar mucho tiempo en ayunas y lleva algún tentempié en el bolso para mantener los niveles de azúcar en sangre, ya que la hipoglucemia suele ser más frecuente en las embarazadas.

Cuando te sientas mareada, siéntate con la cabeza entre las rodillas o acuéstate y pon las piernas en alto. En caso de que sufras síntomas peligrosos para el embarazo, consulta a tu médico urgentemente.

Dolor de espalda

Casi todas las embarazadas sufren dolores de espalda en algún momento de su embarazo. ¿Qué los causa?. Por un lado, las hormonas del embarazo hacen que ciertas articulaciones y tendones se estiren y cambien de posición con el fin de preparar el cuerpo de la mujer para facilitar el nacimiento del bebé, provocando dolores o pinchazos de leves a moderados. Por otro lado, el dolor de espalda surge por un aumento en el peso y por una mayor presión y una movilidad reducida que obliga a hacer fuerza, casi siempre, con la columna vertebral, y por otro, por la presión que el feto ejerce sobre los huesos de las caderas y la espina dorsal.

Para aliviar este malestar  te recomendamos:

  • -Usa calzado cómodo y ligero. Evita los tacones.
  • -Mantén los pies levantados cuando estés sentada, intenta mantener tu espalda recta, apoyándola en los respaldos de la silla.
  • -Duerme con la almohada totalmente plana.
  • -No dobles tu espalda cuando tengas que recoger algo del suelo, flexiona las rodillas bajando todo el cuerpo en posición recta.

Estrés

El frenético ritmo que solemos llevar durante el día nos agobia y resta tranquilidad. Para evitar que el estrés ejerza un efecto negativo sobre el bebé te recomendamos: descansa, relájate, respira profundamente, y duerme lo que te pida tu cuerpo.

Foto: Flickr/ Thomas Pompernigg

Deja un comentario

* Campos requeridos