//

Blog de nutrición, salud y belleza

Sequedad vaginal en el embarazo

sequedad vaginal en el embarazo

Desde el primer momento en el que el óvulo ha sido fecundado, la mujer empieza a experimentar cambios hormonales y físicos en su cuerpo.

Los estrógenos son las principales hormonas que preparan el organismo de la futura mamá para que pueda hacer frente al correcto desarrollo de su bebé.

Lo malo de este baile de hormonas, y sobre todo que la subida y bajada de hormonas se produzca de manera tan brusca, es que en muchas ocasiones provoca la incómoda sequedad vaginal.

Durante la gestación, la producción de estrógenos aumenta su presencia en el organismo de la mujer hasta mil veces para que todo se desarrolle bien. Y después del parto, la concentración en sangre de estas hormonas disminuye hasta alcanzar los niveles de antes del embarazo, mientras que los de progesterona aumentan desproporcionadamente.

Los tejidos de las paredes vaginales se atrofian y se vuelven menos elásticos, originando una sequedad vaginal en el embarazo que puede causar ciertas molestias y dificultar las relaciones sexuales, que suelen ser aún mayores si después del parto das de mamar a tu bebé.

Los síntomas más comunes de este trastorno suelen ser picazón, hipersensibilidad, irritación, dolor durante la relación sexual por la falta de lubricación de la mucosa vaginal, necesaria para soportar la fricción, e inflamación de la zona posterior al acto.

Las medidas higiénicas tienen una gran importancia para evitar una gran parte estos molestos síntomas. Procura no utilizar jabones agresivos, desodorantes perfumados o protectores sanitarios de manera continuada, que pueden producir una agresión a la mucosa vaginal y el epitelio de la vulva con la consiguiente sintomatología de picor, escozor o sensación de sequedad vaginal.

Actualmente y afortunadamente dentro de la dermocosmética para el cuidado íntimo contamos con productos que ayudan a la vagina a simular un ambiente lo más próximo posible a la normalidad, y que son capaces de producir en la mucosa vaginal efectos similares a los producidos por los estrógenos naturales. Son geles hidratantes vaginales, carentes de hormonas pero con activos que proporcionan un extra de hidratación y lubricación para combatir la sequedad vaginal.

Los hidratantes vaginales tienen como función simular el flujo vaginal normal, siendo capaces de retener agua. La correcta aplicación de estas sustancias durante el embarazo mejorará la calidad de vida de la mujer. Y además son tratamientos carentes de efectos secundarios y de fácil aplicación y uso.

Ante esta situación, acude a tu tocólogo o ginecólogo e infórmale de la situación. El te ofrecerá las indicaciones y los productos más adecuados.

También te puede interesar: "¿Necesito un hidratante vaginal"

Deja un comentario

* Campos requeridos