//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Qué es la episiotomía?

episiotomia

La episiotomía es una de las intervenciones quirúrgicas más corrientes que se realizan en el parto vaginal, que aunque no es indispensable sí es una medida a la que debe recurrirse si es verdaderamente necesario para poder terminar el período de expulsión en el menor tiempo posible.

La episiotomía es una pequeña incisión quirúrgica que se realiza en el periné (o perineo) femenino, concretamente en la parte muscular que se encuentra entre la vagina y el ano, que se realiza en el momento del parto. El objetivo de este corte es agrandar la abertura de la vagina y facilitar la salida de la cabecita del bebé en el parto, evitando así un desgarro en la musculatura pélvica de la madre.

La episiotomía se realiza con tijeras o bisturí justo cuando la cabeza del bebé está a punto de coronar. Hay dos formas de realizar el corte: una línea media hacia abajo o una incisión medio-lateral en ángulo, que es la que menor riesgo de daño implica al esfínter anal y al recto, pero también se dice que tarda más en cicatrizar. Una vez producido el nacimiento, el médico realiza unos puntos de sutura para cerrar la abertura.

Sin embargo, según recomendaciones de la OMS, esta práctica no debe hacerse de forma rutinaria, pero sí ser una medida a la que recurrir sólo si es verdaderamente necesario. Como toda intervención, por sencilla que sea, no está totalmente libre de consecuencias negativas.

A pesar de que ser primeriza y tener una edad madura son circunstancias que propician la necesidad de hacer este corte, los ginecólogos españoles se apuntan cada vez más a la corriente de no realizar la episiotomía por sistema, sino sólo en los casos en los que consideran que realmente aporta más beneficios que problemas.

Como indica el doctor Francisco Estaca “es al ginecólogo a quien corresponde tomar la decisión de cortar o no estos tejidos, algo que no se hace porque así lo quiera el médico, sino que depende de las dificultades con las que nos encontremos durante el parto”.
Los ginecólogos suelen decir que nunca se han arrepentido de haber hecho una episiotomía y sí de no haberla hecho. Sin embargo, hay opiniones a favor y en contra. Quienes la defienden argumentan que siempre es mejor suturar una herida quirúrgica, que es un corte limpio y controlado de entre 1 y 3 centímetros de longitud, que un desgarro imprevisto que destruye todos los tejidos que encuentra a su paso y que puede acarrear secuelas, como incontinencia urinaria o dolor al tener relaciones sexuales.

Consulta en nuestro blog cómo prevenir la episiotomía y en qué consiste la episiotomía.

¡Confía en tu ginecólogo! Él tomará la decisión más adecuada para que tu parto vaya muy bien.

Deja un comentario

* Campos requeridos