//

Blog de nutrición, salud y belleza

Prevenir la episiotomía con masaje perineal prenatal

episiotomía

La episiotomía, o sea el corte o incisión que se realiza en el periné justo antes de la salida del feto para agrandar la apertura vaginal y evitar desgarros en el momento que nace el bebé, no es una decisión que dependa 100 % de la futura mamá.
 

Es una determinación que toma el médico “in situ” y depende de diversos factores que no se podrán saber hasta el momento del parto: la elasticidad y las condiciones de los tejidos de tu periné, el tamaño del bebé, la paridad, las presentaciones anómalas del bebé, tu edad, tu estado nutricional, la preferencias clínicas de quien asiste el parto, los partos instrumentales, etc.

Sin embargo, el cuidado durante el embarazo contribuye a unos mejores resultados durante el parto. Recibir información sobre los cambios que se producirán durante el embarazo y el postparto, disponer de unos controles adecuados, el acceso a una alimentación equilibrada y en general unos hábitos saludables te ayudarán a gozar de un embarazo, parto y crianza en las mejores condiciones.

También hay algunas cosas que sí puedes hacer durante el embarazo para favorecer que tu periné se fortalezca y prepare lo mejor posible para que el parto no requiera episiotomía o que el corte sea muy pequeño. El objetivo es tonificar la musculatura del periné, hacer esta zona más elástica y conseguir que aprendas a controlar estos músculos, lo que te ayudará a relajar la zona en el expulsivo y a ganar elasticidad, a fin de intentar lograr la gran dilatación necesaria para que pase la cabeza de tu bebé. Una de las mejores medidas preventivas y preparatorias es el masaje perineal prenatal, un recurso sencillo y accesible para todas las futuras mamás. Como lubricante excepcional te recomendamos Aceite de Rosa Mosqueta.

El masaje perineal prenatal ha demostrado ser eficaz si se realiza a partir de la 32 semana de embarazo (7 meses y medio aprox.). Consiste en la estimulación táctil de la piel y los tejidos del periné, con la finalidad de estirar y ablandar los tejidos, incrementando la elasticidad del periné. Además, si se hace bien y se es constante, estos masajes ponen en antecedentes a la futura mamá sobre las sensaciones de presión y tensión que experimentará en el parto y le enseñan a relajar esta zona en lugar de tensionarla, en cuyo caso aumentaría la sensación de quemazón y dolor durante la salida de la cabecita del bebé.

La evidencia científica valora la visión positiva que tiene la mujer de la práctica del masaje perineal y avalan la eficacia de esta técnica en la prevención de los desgarros perineales, sobre todo en mujeres primíparas. Los autores llegan a la conclusión de que el masaje perineal es visto por la mujer como positivo:

• Las mujeres refieren pequeñas molestias y problemas con la técnica durante la primera semana que desaparece a las pocas semanas.

• Valoran positivamente el masaje perineal como parte de su preparación al parto.

• La participación de la pareja se considera una experiencia positiva, sobre todo cuando hay una fuerte involucración.

• El 80% de las mujeres de los grupos experimentales ponían de manifiesto su intención de volver a utilizar el masaje perineal en su próximo embarazo y cerca del 90% se lo recomendaría a otra mujer embarazada.

El masaje perineal lo puede realizar la propia embarazada o bien otra persona. La colaboración de la pareja es especialmente recomendable a medida que avanza el embarazo y aumenta el volumen de la barriga.

La constancia en la realización del masaje es fundamental para mejorar la elasticidad del perineo y la reducción de las episiotomías.

El mejor momento para darte el masaje es después del baño. Impregna con aceite de rosa mosqueta la zona perineal y tus pulgares e introdúcelos 3 o 4 centímetros en la vagina. Siguiendo la forma de la vagina, date el masaje describiendo una U y tirando con cuidado hacia abajo y un poco hacia el exterior, hasta notar una leve sensación de escozor.

Si quieres saber más sobre el masaje perineal, para qué sirve y cómo puedes realizarlo correctamente, te recomendamos consultar el folleto “Feliz Parto” en la página web de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME).

Ventajas del Masaje Perineal Prenatal

Aumenta la elasticidad y favorece la circulación sanguínea de la zona facilitando la relajación de ese plano muscular durante el parto.

Reduce la incidencia de episiotomías y dolor posparto.

Promueve la autocura y el conocimiento del cuerpo

Es una técnica fácil de realizar y sin efectos perjudiciales.

Permite la participación de la pareja.

Ante cualquier duda o dificultad consulta a tu médico o tu matrona

Deja un comentario

* Campos requeridos