//

Blog de nutrición, salud y belleza

Prepárate para el verano: Pon freno a la celulitis

Girl running

Con la llegada del buen tiempo y el cambio en nuestro vestuario es cuando más conscientes somos de que tal vez durante los meses de invierno no hemos prestado demasiada atención a nuestra celulitis, y que es el momento de presentar batalla a la temida piel de naranja. Como siempre, nos entran las prisas para solucionar este problema que tanto nos preocupa de cara al verano.
Tranquilos, porque todavía estamos a tiempo de poner soluciones. Ponernos manos a la obra es sencillo y se consiguen excelentes resultados simplemente realizando  pequeñas acciones diarias y utilizando productos adecuados que ayudaran  a conseguir el objetivo que nos hayamos propuesto.

Pero ante todo, hay que recordar que el éxito sólo se consigue con la constancia.

A continuación os indicamos algunos consejos y recomendaciones que nos ayudarán a  alcanzar la meta antes del verano:

1. Dieta saludable, rica en frutas, verduras y fibra.
2. Bebeuna buena cantidad de líquidos para mantenerte el cuerpo hidratado y facilitar la liberación de toxinas y residuos del metabolismo corporal.
3. Mantén un peso correcto. Renuncia a las llamadas “dietas yoyo” (en las que pierdes kilos rápidamente y más adelante los vuelves a ganar, también rápidamente). Está demostrado que favorecen la aparición de celulitis, dado que cambian el reparto de la grasa.
4. Realiza frecuentemente ejercicio físicomoderado para mejorar el tono y vitalidad muscular. Evita el sedentarismo. El ejercicio es tu mejor aliado. Te ayudará a mantener tu cuerpo firme, delgado y esbelto.
5. Limita el consumo de alcohol, café, y el tabaco.
6. Activar la circulación sanguínea. Para ello debemos dejar de lado las duchas de agua caliente. Ahora que se acerca el tiempo bueno podemos ducharnos con agua fresquita y activar así la circulación sanguínea. Es más, podemos concentrar el efecto del agua fría en determinadas zonas más afectadas por la celulitis, ya que de este modo conseguiremos drenar mucho mejor la zona mediante la activación sanguínea.
7. Utiliza diariamente un buen cosmético con actividad reductora‐anticelulítica. Con este tipo de producto se debe ser constante si de verdad se quieren conseguir  reducir la  acumulación de grasas y celulitis.

Siguiendo estas recomendaciones, nuestra experiencia nos permite asegurar que dentro de las primeras semanas observaras un cambio radical en la superficie de la piel que mejora en suavidad y textura. También comienzan a observarse los primeros signos de descongestión y reducción del volumen de los tejidos.

Te recomendamos el "Aceite Corporal Reductor SLIM BODY”, un producto con calidad y eficacia demostrada, premiado recientemente por los farmacéuticos españoles como producto más innovador del año en belleza corporal.

SLIM BODY  es una  innovadora fórmula multiactiva que integra la más eficaz selección de aceites esenciales naturales para ayudar a combatir la celulitis y los excesos adiposos que se acumulan en zonas críticas y localizadas (vientre, caderas, muslos, rodillas y parte interna de los brazos). Un producto 100% natural elaborado a base de aceites vegetales y aceites esenciales puros y altamente efectivos, sin cafeína ni aceites minerales, con una textura que facilita la absorción de los activos, y un fresco y atractivo aroma cítrico-floral que cautiva tanto a hombres como a mujeres.

Una fórmula altamente hidratante y nutritiva, que penetra muy bien en la piel dotándola de elasticidad y dejándola más tersa y suave.

SLIM BODY te ayudará a remodelar y afinar la silueta, tonificar, reafirmar y corregir la falta de elasticidad de la piel, mejorando su aspecto acolchado.

SLIM BODY favorece la movilización de las grasas, activa la microcirculación y el drenaje de líquidos y toxinas. Aporta una agradable sensación descongestiva. Su efecto reductor mejora la celulitis de forma visible, quema la grasa acumulada, proporciona firmeza a la piel.

Aplícalo por la mañana y/o por la noche con movimientos circulares en dirección hacia el corazón, después de haber masajeado la zona con una esponja o aguante de crin con el fin de preparar la piel para que absorba mejor el aceite y se potencien los resultados. Y, si lo aplicas antes de realizar ejercicio, todavía mejor.