//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Cómo evitar el estreñimiento en verano?

Los viajes, los cambios en la dieta, la falta de horarios… pueden afectar a tu tránsito intestinal, dificultando durante los meses de verano la evacuación. Para combatir este molesto problema debes seguir una serie de recomendaciones.
El estreñimiento pasajero es una condición que implica la dificultad de defecar con regularidad. Se considera que una persona está estreñida cuando defeca menos de tres veces por semana. El estreñimiento va asociado a una serie de síntomas muy molestos: pesadez abdominal, incomodidad, dolor…
 

Las principales causas del estreñimiento en verano son los cambios en nuestra rutina diaria y en la alimentación.

Nos levantamos más tarde, comemos más, bebemos más alcohol, viajamos y bebemos aguas diferentes. Todo esto afecta a la motilidad intestinal, especialmente si los cambios en la dieta suponen ingerir menos fibra.

Los platos precocinados, la comida rápida, la paella… son los reyes de la dieta en verano, lo que supone una disminución considerable de la cantidad de fibra que se debe ingerir al día. En Europa el consumo medio de fibra oscila entre 10 y 15 g/día, siendo España el consumo medio ligeramente superior (18 g/día).

También bebemos menos agua de la necesaria ya que, aunque sudamos más y tenemos mucha sed, la mayoría de las veces no saciamos la sed con agua, sino con cervezas, tintos de verano o refrescos.

Por eso, aunque a veces resulte un poco complicado, es necesario seguir una serie de pautas en verano para evitar el estreñimiento:
- Procura consumir mucha fruta y verdura. Las ensaladas son una buena opción, fresca y apetecible en verano. También los zumos de fruta naturales. Si vas a la playa, en lugar de llevarte una bolsa de patatas fritas de aperitivo, llévate unas rodajas de melón, de sandía o unas cerezas.

- Para desayunar tómate cereales y el pan que comas mejor integral, así aumentarás la cantidad de fibra.

- Bebe mucha agua, al menos 2 litros diarios.

- Intenta encontrar todos los días un momento, a la misma hora, para sentarte tranquilamente en el baño.

- El ejercicio también ayuda a aumentar la motilidad intestinal. Nadar es la mejor opción ya que estarás fresquito mientras practicas un deporte muy completo, aunque correr es el ejercicio que más ayuda a mejorar el funcionamiento intestinal.

- No abuses de los laxantes, es mejor antes intentar agotar todos los remedios naturales, como desayunar un kiwi, beber un vaso de agua en ayunas o tomar un poco de aceite de oliva al levantarte.

- Si nada funciona, existen complementos alimenticios tanto a base de fibra insoluble (mejoran el estreñimiento) como a base de fibra bifidógena soluble (fructooligosacáridos con efecto prebiótico que funcionan como reguladores ecológicos del tránsito intestinal) y ayudan a regularizar la función intestinal.

Deja un comentario

* Campos requeridos