//

Blog de nutrición, salud y belleza

Tips de belleza básicos que no debes descuidar después del verano

Tips de belleza básicos que no debes descuidar después del verano

Oficialmente ya ha llegado el otoño. Aunque el sol sigue brillando con fuerza, los días empiezan a ser más cortos, las mañanas más fresquitas y nos da pena que ese color bronceado tan bonito y saludable que cogió nuestra piel durante las vacaciones empiece a desaparecer poco a poco.
Para ayudarte a mantener el máximo de tiempo ese favorecedor tono de la piel, te dejamos unos cuantos consejos y tips de belleza. Síguelos y verás cómo te lo agradece tu piel:

1. Puedes seguir disfrutando del sol, pero recuerda usar diariamente una crema con protección solar, como por ejemplo Trataderm 50 Reestructurante con Calcio, aunque estés bronceada y el sol tenga menos fuerza.

2. Aplica 1-2 veces por semana un autobronceador para prolongar tu bronceado.

3. Durante los meses de verano hemos sobreexpuesto nuestra piel al sol. En consecuencia, producimos mucha más melanina y nuestra piel se broncea. Pero es cierto que, a pesar de usar correctamente el protector solar y de ser prudentes con las horas de sol, los rayos UV son un verdadero “castigo” para nuestra piel, tanto de la cara como del cuerpo. ¡El resultado es que al final del verano nuestra piel se muestra deshidratada, apagada, con menor tersura… y con manchas!! Es el momento ideal de poner las medidas adecuadas para recuperarla.

4. Regala una exfoliación semanal a tu piel, pero usa exfoliantes suaves, como los exfoliantes de la gama Iroha Nature, que eliminen los restos de suciedad y células muertas sin resultar agresivos para tu bronceado.

5. Durante el día aplícate cremas hidratantes (si contienen aceite de Rosa Mosqueta combatirán a fondo la deshidratación).

6. Por la noche utiliza cremas reparadoras, antioxidantes, despigmentantes y nutritivas, que estén enriquecidas con vitaminas C y E, colágeno, etc. Los Sérum recargarán de energía y vitalidad tu piel durante las horas de sueño.

7. Aprende a aplicar correctamente los productos de tratamiento para reforzar la firmeza del rostro, oxigenar el tejido y mejorar la piel mediante suaves automasajes reafirmantes.

8. Utiliza unos toques de maquillaje o de polvos bronceadores para compensar ese bronceado natural que vas perdiendo.

9. Retoma una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en vitaminas y minerales. Incluye en tu alimentación alimentos ricos en betacarotenos (un grupo de pigmentos responsables de la mayoría de los colores amarillos, naranjas y rojos en los alimentos vegetales), como zanahorias, pimientos, melocotones, albaricoques, pimientos, que estimulan la producción natural de melanina en nuestro organismo.
Estos pigmentos se convierten en Vitamina A en nuestro organismo, uno de los más potentes antioxidantes que hay. De esta manera previenen el deterioro de las células y los tejidos, manteniéndolos jóvenes y en su más óptimo funcionamiento. Beneficio: protegen la piel de los rayos solares ya que activan la melanina, la cual es una protección natural contra los rayos nocivos del sol.

10. Para estar hidratada por fuera, debes estar también hidratada por dentro. Bebe suficiente agua. Es recomendable tomar 1,5-2 litros de agua al día.

Después del verano no sólo los peques vuelven al cole…. también nuestra piel necesita retomar los hábitos y cuidados habituales y volver a poner en marcha su proceso natural de regeneración.

Deja un comentario

* Campos requeridos