//

Blog de nutrición, salud y belleza

Propiedades y usos cosméticos de la manteca de Karité

Manteca-Karite-en-Cosmetica

Desde la antigüedad, la manteca de Karité ha sido el único cosmético de las tribus africanas que viven en una zona de clima desértico donde el sol abrasador y el aire caliente hacen imprescindible proteger la piel. Para ello, los niños y las mujeres se untan generosamente el pelo y el rostro con manteca de Karité.

Se ha observado que uno de los secretos de la elasticidad de la piel que lucen muchas mujeres africanas, a pesar de las duras condiciones en las que viven, es por el uso continuado de Karité. Al reparar en las propiedades de la manteca de Karité, se introdujo en Europa.

Por su riqueza en vitaminas y el alto poder hidratante, nutritivo, suavizante y vitalizante para la piel de sus nutrientes, la manteca de Karité se utiliza como ingrediente en la preparación de numerosos cosméticos de alta calidad.

Propiedades de la manteca de karité

- Regenerador de la dermis, suaviza y repara: es un regenerador celular natural con excelentes propiedades suavizantes y reestructurantes, por lo que resulta ideal para tratar estrías y arrugas, manos secas y mal cuidadas talones ásperos y descuidados, ayudar a resolver eccemas y pequeñas cicatrices, reparar labios resecos o agrietados por el frio. Su uso continuado suaviza, flexibiliza e hidrata la piel en profundidad.

 La manteca de Karité es uno de los regeneradores celulares naturales más efectivos contra el envejecimiento cutáneo.

- Una de las características principales de la manteca de karité es su duradero e intenso poder nutritivo e hidratante mejorando la elasticidad de la piel, gracias a su alto contenido en vitamina F (conjunto de ácidos grasos insaturados de la serie omega 3 y omega 6), un componente vital y esencial de las membranas de las células. Esencial porque el organismo no tiene capacidad de sintetizarlos y hay que aportarlos desde el exterior, mediante la dieta o en productos cosméticos, pasando a formar parte de la membrana celular como elementos estructurales.

La manteca de karité aporta un efecto de seda a la piel. La hidrata y la deja tersa y suave

 - Es anti-irritante, lo que es excelente para el cuidado de las pieles delicadas, que enrojecen con facilidad o tienen tendencia a la cuperosis, así como a la piel masculina después del afeitado. Altamente hidratante tanto para piel seca como para cabello seco o dañado por el sol, lo que le convierte en una opción de elección en la formulación de numerosos cosméticos.

- Efecto cicatrizante por su alto contenido en vitaminas A, D, E y F, lo que la hace útil para reparar manos agrietadas o que sufren de eccemas y dermatitis.

- No es comedogénico, es decir que por el hecho de ser un aceite, no produce granitos ni obstruye poros, lo que le hace adecuado para las personas con problemas de acné.

- Excelente bálsamo para zonas muy sensibles como labios, rostro recién afeitado o para después de la depilación como regenerador, hidratante y suavizante. Para el cuidado de la piel del bebé, protegiéndole de rozaduras, granitos del sudor, rojeces producidas por el pañal, etc.

- Protege contra las quemaduras solares (aísla la piel del exterior). Una de sus más brillantes propiedades es cubrir la piel con una película invisible que evita su deshidratación, al tiempo que la previene de agresiones externas tales como cambios bruscos de temperatura propios de la temporada invernal, el viento de cualquier época del año y el sol de las temporadas estivales. Además tiene efecto reparador y regenerador, por lo que si hay quemaduras, ayudará a bajar la inflamación.

- Protege el cabello del efecto de los rayos UVB y UVA. Restaura en profundidad la estructura capilar dañada por el sol, y le aporta brillo, suavidad y volumen. Se puede aplicar sobre el cabello como baño o como abrillantador una vez seco. dándole suavidad, brillo y volumen. Lo cuida del efecto de los rayos UVA y UVB. Los regenera, cierra sus escamas y restaurando su estructura capilar.
Precaución: la manteca de karité contiene una mínima porción de látex natural, por lo que si se va a utilizar pura es aconsejable que las personas alérgicas al látex sean precavidas y hagan una prueba de tolerancia aplicando un poco de producto en una zona del interior del brazo y ver si hay reacción o no. Tampoco sobraría tener esta precaución con aquellos productos que la contengan entre sus ingredientes, aunque al estar en una proporción tan pequeña no sea esperable.

Deja un comentario

* Campos requeridos