//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Por qué tengo acné?

por qué tengo acné

El acné es la enfermedad más común de la piel, que afecta o ha afectado en algún momento de su vida a más del 80% de la población mundial.

Es una afección cutánea muy común en adolescentes. Sin embargo existen algunas formas especiales de acné que pueden afectar a bebés e incluso, personas adultas expuestas a determinados productos industriales (acné ocupacional), o a personas que ingieren determinados medicamentos como los corticoides orales (acné inducido por fármacos), aunque estas formas clínicas son menos frecuentes que el acné juvenil clásico.

Es un proceso que afecta a las glándulas sebáceas y se presenta cuando se taponan los poros de la piel. Cada poro corresponde a una abertura que conecta el canal de un folículo al exterior. El folículo contiene un pelo y una glándula sebácea, que produce una sustancia grasa denominada sebo. El sebo segregado por la glándula ayuda a eliminar las células cutáneas viejas hacia la superficie de la piel, y las libera a través de los poros manteniéndola suave y saludable.

Cuando las glándulas producen demasiado sebo, los poros pueden llegar a obstruirse, generándose en el interior del folículo la acumulación de suciedad, bacterias, células muertas y sebo, lo que conlleva al enrojecimiento e inflamación de la zona, y al final deriva en la formación de granos, puntos negros y a la formación de los conocidos y desagradables “comezones.

Causas del acné

Las razones por las que se sufre acné son muchas y variadas. Fundamentalmente:

  • Edad: la adolescencia o la pubertad se convierten en factores de riesgo para el acné. Aumentan los niveles de testosterona, se produce el crecimiento de los huesos e incremento del músculo. Los niveles crecientes de testosterona provocan una producción de sebo mayor a las necesidades de la piel.
  • Cambios hormonales en la mujer: es frecuente tener un brote de acné cuando se va a tener la menstruación. También se produce un acné semejante aunque un poco más severo en algunas mujeres embarazadas, especialmente durante los primeros 3 meses de embarazo. Asimismo, aunque menos frecuente, puede aparecer durante la menopausia.
  • Desórdenes hormonales: las mujeres con el síndrome de ovario poliquístico tienen más probabilidades de sufrir acné.
  • Rasgo familiar: las personas con padres que han sufrido acné también suelen sufrirlo.

 

La causa más habitual del acné son los cambios hormonales durante la adolescencia, no obstante, también puede aparecer durante el embarazo, la menstruación y la menopausia.

Manifestaciones clínicas del acné

El acné se manifiesta clínicamente con varios tipos de lesiones, pudiendo presentarse varias de ellas en una misma persona. Estas lesiones pueden ser

  • No inflamatorias: se incluyen los comedones cerrados y abiertos o “puntos negros"
  • Inflamatorias: son las pápulas rojizas, las pústulas, nódulos y quistes. Estas dos últimas son las más importantes desde el punto de vista estético ya que en su evolución pueden dejar cicatrices residuales, que restan belleza a la piel y son la secuela más importante del acné.

La mayoría de los granos o espinillas se encuentran en la cara, el cuello, la espalda, el pecho y en los hombros. El acné no es una amenaza grave para la salud, pero puede dejar cicatrices.

El acné puede ser una enfermedad traumática para mucha gente que lo sufre, ya que puede afectar a la autoestima, especialmente en los adolescentes. Es recomendable acudir al dermatólogo para que se pueda aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Deja un comentario

* Campos requeridos