//

Blog de nutrición, salud y belleza

Piel grasa: cómo cuidarla y recuperar su equilibrio

Cómo cuidar la piel grasa

Brillos, poros grandes y abiertos, tendencia a producir abundante sebo… si tu rostro muestra estas características es que tienes la piel grasa y, por lo tanto, requiere cuidados específicos.

La piel grasa se caracteriza por ser de textura gruesa e irregular (debido a la dilatación de los poros), brillante (por el exceso de grasa, especialmente en la región medio-facial: nariz, frente y barbilla) y con poca elasticidad.

La grasa o sebo es una sustancia líquida compuesta por un 92% de lípidos, secretados por las glándulas sebáceas de la piel. Las pieles mixtas o grasas producen demasiado y como consecuencia aparecen:

  • Brillos en la zona T (frente, nariz y barbilla)
  • Poros dilatados
  • Acné, puntos negros e imperfecciones
  • Tez apagada
  • Inflamaciones ocasionales

Este tipo de piel requiere cuidados especiales con limpiadores, lociones y cremas adaptadas a sus particulares características, que impidan la acumulación de impurezas y que a la vez eviten secarla en exceso en la superficie.

 ¿Qué productos debes utilizar?

Para mantener un cutis graso “a raya” o bajo control, es imprescindible que adquieras el hábito de una buena limpieza, una adecuada tonificación y un cuidado hidratante con productos adecuados para este tipo de piel. A la hora de seleccionarlos ten en cuenta los siguientes criterios:

  1. Utiliza productos que no alteren el pH de tu piel.
  2. Termina tu limpieza con un tónico adecuado a tu tipo de piel, que permita cerrar los poros
  3. Utiliza después un producto humectante adaptado a tu tipo de piel, para que la proteja en las mejores condiciones.

Si tu piel es grasa, con constancia y los productos adecuados, lograrás una piel cuidada y sin imperfecciones. Sólo tienes que seguir estos 3 pasos:

 1. Limpiar y desmaquillar

Para prevenir y combatir los efectos de la piel grasa (exceso de sebo, acné, etc), es esencial una limpieza adecuada en profundidad de la piel para retirar el maquillaje y las impurezas que quedan en la piel. Se trata de un paso obligatorio tanto por la mañana como por la noche. Es importante insistir en las zonas en las que se acumula más grasa: la frente, las comisuras de la nariz y la barbilla.

La piel grasa tolera perfectamente los jabones y las emulsiones limpiadoras, que deben ser bajas en grasa y con una elevada detergencia. Las lociones o leches limpiadoras no son indicadas para este tipo de piel porque aumentan la aparición de grasa y espinillas. Nuestra selección: el Gel Limpiador Purificante Analine®, que además de eliminar la suciedad y el maquillaje, regula la producción de sebo y facilita el cierre de los poros.

2. Tonificar

Este paso está indicado para acabar de limpiar la piel y dejarla preparada para la hidratación. No es un paso imprescindible, pero sí es muy recomendable.

La utilización del tónico después de la higiene facial ayuda a normalizar los parámetros fisiológicos y funcionales de la piel, elimina los restos que pudieran quedar de suciedad y estimula la microcirculación periférica y el tono muscular de la dermis.

Utiliza tónicos que no contengan alcohol para evitar el efecto rebote (en apariencia elimina la capa grasa pero después, al excitar las glándulas sebáceas, el cutis se vuelve aun más grasiento). Nuestro preferido: el Tónico Equilibrante para pieles grasas de Analine®.

3. Hidratar

Aunque parezca contradictorio, las pieles grasas tienden a sufrir deshidratación y descamación. Son pieles más gruesas y con pocas arrugas pero, consecuentemente, con mayor flacidez. El tercer paso de la rutina diaria del cuidado de la piel grasa implica sellar la piel con la aplicación de una crema hidratante ligera o un fluido hidro-matizante que te ayude a minimizar la apariencia de los poros dilatados, evitar brillos, recuperar la luminosidad y prevenir el envejecimiento cutáneo. Nuestra recomendación por su textura y eficacia: la Emulsión Equilibrante para Pieles Grasas de Analine®.

No olvides: sé constante y utiliza los productos más adecuados para tu tipo de piel"