//

Blog de nutrición, salud y belleza

Los mejores trucos para cuidar los labios

cuidar los labios

¿Cómo cuidar  los labios? Descubre los mejores trucos

La piel de los labios, a diferencia de la de otras zonas del cuerpo, es muy delgada, frágil y sensible: posee numerosas terminaciones nerviosas en las zonas próximas al borde, carece de folículos pilosos y de glándulas sudoríparas, y aunque sí tiene glándulas sebáceas, su número es tan reducido y su secreción es tan escasa que no es capaz de conferir suficiente protección a la zona. Es por ello que resulta tan importante cuidar los labios.
Como además su epitelio no contiene queratina, no impide la pérdida de agua ni tampoco dispone de otro medio de lubricación y nos obliga a tener que humedecer continuamente los labios con la lengua para evitar su deshidratación y asegurar su integridad. Si no lo hacemos así, los labios se secan, agrietan y “cortan”, hecho que se ve agravado por la influencia de factores ambientales como el sol, el aire, el frío,etc.

Los labios constituyen junto con la piel del contorno de los ojos, la parte más delicada del rostro y la zona más susceptible de sufrir las agresiones medioambientales, y por ello requieren una elevada protección y unos cuidados más constantes, especiales y delicados.
Hoy día tenemos a nuestra disposición productos específicos para el cuidado de los labios que nos ayudan tanto a tratar como a evitar esa sequedad labial, a la vez que ejercen un efecto psicológico favorable e inducen una sensación de bienestar al aplicarlos.

“Una de las partes más atractivas de la cara son los labios, a la vez que son parte de nuestra expresión".

Los cosméticos labiales además de proteger los labios y evitar la aparición de grietas, son decorativos y nos permiten dar equilibrio y belleza al rostro: unos labios cuidados, hidratados y bonitos son signo de juventud y de buena salud.

- Hidratantes labiales: son barras, tarros o tubos, que incorporan sustancias hidratantes y humectantes para evitar o corregir la sequedad de labios, se deben usar cuando todavía no hay grietas.
- Protectores solares para labios: incorporan un factor de protección solar, para proteger los labios de una excesiva exposición al sol. Los protectores con filtro solar son muy útiles tanto para el sol de la playa como para el esquí, además los hay con distinto filtro solar (SPF).
- Protectores labiales para al frío: son labiales que protegen los labios de las bajas temperaturas.
- Regenerantes labiales: recomendados cuando ya hay sequedad excesiva y los labios se han agrietado. Son hidratantes mas profundos y que incorporan principios activos que regeneran la piel dañada.
- Labiales con efecto volumen: son labiales con protección, un alto poder de hidratación, y suelen contener ingredientes como canela, jengibre, peppermint o pimienta, los cuales ejercen una cierta irritación en los labios y estimulan la circulación sanguínea, realzando así el volumen de los labios. Con la edad se pierde volumen en los labios, principalmente se pierde colágeno, tonicidad y disminuye la circulación sanguínea, y como consecuencia los labios parecen más finos.
Los labiales los podemos encontrar en forma de tubos, tarros, barra... y algunos de ellos incorporan varias actividades, hidratantes, protector solar,etc.

Trucos y consejos para cuidar los labios
A continuación te proponemos unos trucos y consejos para cuidar los labios y mantenerlos bonitos y cuidados:

1. Evitar lamer y/o morder los labios. Cuando lo haces el efecto de hidratación es momentáneo y al final la saliva produce más sequedad por las enzimas digestivas que contiene al arrastrar la fina capita de grasa que los recubre.
2. Procura no respirar por la boca (el paso continuo del aire durante la inspiración /espiración reseca más los labios).
3. Bebe suficiente agua al día (2 litros). Si bebes poco se resiente todo el organismo y más aún los labios.
4. Usa de forma habitual un hidratante labial para tener los labios siempre bien humectados. Los que contienen cera de abeja, aceites y mantecas de coco y cacao protegen más de la deshidratación.
5. Usa un protector solar con, al menos, un SPF 15 cuando pases mucho tiempo al sol. Evitarás que envejezcan de manera prematura.
6. Evita arrancar las pielecitas de los labios resecos. Exfolia con suavidad la piel seca con un exfoliante suave, una manopla o un cepillo de dientes para que los hidratantes y bálsamos penetren mejor.
7. Procura dejar de fumar. Ten en cuenta que el humo del cigarro puede resecar y estropear aún más los labios.

¡Con estos consejos y un poco de constancia conseguirás unos labios hidratados, suaves y sanos!