//

Blog de nutrición, salud y belleza

La manteca de Karité

manteca karité

La manteca de Karité (Shea Butter Fruit, en inglés) se obtiene del prensado de las nueces del árbol del Karité (Vitellaria paradoxa -nombre botánico-, Butyrospermum parkii).

El Karité crece en estado salvaje en la sabana arbórea del oeste de África, especialmente en Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí y Sudán, donde se encuentran los árboles de mejor calidad, gracias a la composición de su subsuelo.
 

Karité significa árbol de mantequilla

El Karité es considerado por los aborígenes como un árbol sagrado. Puede llegar a medir 15 m de altura, y su tronco puede alcanzar más de un metro de diámetro.

De duración centenaria, empieza a dar frutos a partir de los 15 años, pero no se considera que alcanza su edad adulta hasta los treinta años, momento en el que se puede obtener hasta 20 kg de frutos, es decir 5 kg de almendras secas, de las cuales se obtendrá aproximadamente 1 kg de manteca de Karité. Proporciona la cantidad de frutos entre los 50 y los 100 años de edad.

Sus frutos son drupas carnosas con una almendra de cáscara fina. Sólo se recolectan los frutos que caen al suelo y sólo los recogen mujeres. Las nueces se dejan secar en el suelo, se pelan y tras el prensado, ebullición y amasado de las almendras se obtiene un aceite traslúcido que al enfriarse por debajo de 28 ºC cristaliza formando la manteca o mantequilla de Karité.

La Manteca de Karité es una grasa sólida de color blanquecino compuesta químicamente por:

tabla karite

La manteca de Karité se utiliza en la actualidad para:

Uso alimentario: Los pueblos africanos han utilizado tradicionalmente el fruto y la manteca del Karité en la cocina local. Cada pueblo, tribu o raza tiene sus propias recetas, pero en todos ellos está presente la grasa o manteca para freír, gratinar o hacer salsas. También se utiliza en la chocolatera como sustituto de la manteca de cacao.

Uso cosmético: Incorporada como ingrediente en la formulación de muchos productos cosméticos (lociones, cremas, protectores solares, productos para después del sol, cremas hidratantes faciales, cremas corporales, bálsamos y lápices para labios, etc.), actúa como un excelente hidratante y emoliente, proporciona protección óptima para el cuidado de la piel, y tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes.

Deja un comentario

* Campos requeridos