//

Blog de nutrición, salud y belleza

Ensaladas saludables para el verano

ensaladas saludables para el verano

Comer en verano no debe suponer perder las buenas costumbres y los hábitos sanos que hemos tenido durante el año. Y esto no es fácil. En cuanto llega el calor, nos pasamos más tiempo fuera de casa, el refresco, la cervecita, la barbacoa, el pescaíto frito, …. Por ello, para conseguirlo debemos adquirir una rutina que favorezca una dieta sana, ordenada, completa y equilibrada.  De esta manera conseguirás evitar ganar esos kilitos que luego son tan difíciles de perder.

En una dieta veraniega es importante ingerir los nutrientes de modo equilibrado, sin prescindir de ningún tipo de alimento, aunque sí modificando sus proporciones. En los meses de más calor las grasas son menos necesarias y se deben reducir: prescinde de comidas grasientas y fritos que pueden hacer más pesada la digestión y que te aportarán calorías extras innecesarias. En su lugar se opta por las verduras y las hortalizas, en forma de ensaladas y sopas frías.

Ten en cuenta que debido al calor, tenemos mayores posibilidades de deshidratarnos. Por ello es recomendable beber una mayor cantidad de líquido, y priorizar el consumo de alimentos frescos, en particular verduras y frutas, ya que son ricas en agua, vitaminas y minerales, y ayudan a rehidratarnos.

Lo dicho, en verano las ensaladas toman protagonismo en nuestra dieta así que ¿por qué no combinar frutas y verduras para aprovechar sus beneficios al máximo? Estas son algunas ideas fáciles y divertidas para cuidar nuestro cuerpo:

Ensalada de berros y fresasEnsalada de berros y fresas

Combinándolos con cebolla roja y espinacas es una ensalada ideal para defender nuestro organismo. Además se convierte en una gran fuente de hierro, ya que la poderosa combinación de berros y fresas ayudan a absorber este mineral.

Estos 4 alimentos ayudan a combatir infecciones por su actividad antibiótica y depurativa, poseen propiedades antiinflamatorias (por el contenido en manganeso y quercetina) y son una fuente importante de calcio. Además, junto con el
aporte general de antioxidantes de todos ellos, presentan diferentes sustancias que nos aportan una protección extra frente al cáncer, como el ácido elágico en las fresas, la clorofila en los berros y su derivado, la clorofilina, en las espinacas.

Ensalada de quinoa y aguacateEnsalada de quinoa y aguacate

La quinoa es un pseudocereal que está ganando popularidad en estos días ya que, no sólo es una fuente de calcio, hierro, vitamina E y B´s y libre de gluten, sino que también nos aporta los 9 aminoácidos esenciales.

De este modo tenemos una ensalada con un alto índice protéico que nos proporciona energía y un efecto saciante y además, gracias al aguacate y su alto contenido en omega 3, nos ayudará a mantener niveles correctos de colesterol.

Para completarla nada mejor que un aporte extra de antioxidantes con unos tomates cherry y un pequeño complemento de vitamina E con unas aceitunas negras.

Ensalada de remolacha y nuecesEnsalada de nueces y remolacha

Rica en antioxidantes y omega 3, hierro y vitaminas A y C, esta ensalada es un magnífico rejuvenecedor.

La remolacha nos aporta ácido fólico y silicio y actúa sobre la creación de metionina, ayudando a la buena salud de nuestras arterias, piel, uñas e incluso de nuestro cabello. Además interviene en la producción de dopamina, un importante antidepresivo.

Mientras que las nueces nos aportan grandes beneficios a la memoria y a la regulación del sueño, gracias a los polifenoles y a la melatonina respectivamente.

¡Come bien y cena ligero y no acabes el verano con unos kilillos de más por culpa de los malos hábitos!