//

Blog de nutrición, salud y belleza

El efecto de la contaminación en la piel

piel grasa deshidratada

Cosmética Vs Contaminación

Sí, sabemos que ahora mismo la contaminación es un tema candente, aunque sea por las restricciones de tráfico que ocasiona, pero lo que la gran mayoría de la población desconoce es que la contaminación, además de provocar enfermedades, afecta a la salud de la piel. Y es que, efectivamente, no sólo el sol es el culpable de muchos de los problemas de la piel, la polución también se une al grupo de enemigos silenciosos de la epidermis.

Arrugas, rojeces, deshidratación, irritación, exacerbación del acné, psoriasis, dermatitis, aparición prematura de manchas, pérdida de tono y luminosidad... Al ser el órgano más sensible y expuesto a los efectos nocivos de la contaminación, la piel sufre más de lo que imaginamos. Desde Nutrición, Salud y Belleza queremos concienciaros de este problema y proporcionaros algunas recomendaciones para que vuestra piel sufra lo menos posible las secuelas de este fenómeno que, de momento, estamos lejos de paliar.

Según la OMS, la polución atmosférica está clasificada como el mayor factor de riesgo para la salud medioambiental y, además, se está empezando a ver su relación directa con el envejecimiento cutáneo prematuro. Y lo peor es que no se sabe hasta dónde puede llegar todo esto, puesto que nunca se había convivido con unos niveles de contaminación como los actuales que, aunque se intentan controlar, son demasiado elevados.
Las partículas que flotan en el aire producidas por los coches, las industrias o los restos de metales pesados, como el arsénico, el ozono, los óxidos de nitrógeno o el azufre, se instalan en la estructura interna de la piel, reaccionan con el oxígeno de nuestras células y generan la aparición de radicales libres, que rompen la barrera lipídica y originan sensibilidad, inflamación y aceleran el envejecimiento de la piel. Además, al ensuciar la superficie de la misma, obstruyen los poros y destruyen antioxidantes naturales, como las vitaminas C y E.

Y, por si esto no fuera suficiente, está demostrado que en interior (casas, oficinas, restaurantes, medios de transporte) también estamos expuestos a la contaminación, siendo ésta unas cinco veces mayor que en la calle. Esto se debe a que pasamos la mayor parte del tiempo en zonas interiores y el aire acumulado en dichos espacios posee una alta concentración de agentes contaminantes como monóxido de carbono o formaldehídos. Por ello, es aconsejable, al menos en casa, ventilar una vez al día para que se produzcan ciclos de corriente de aire.
Por todas estas razones debemos combatir este problema con todos los medios a nuestro alcance y que mejor forma que aprovechándonos de los avances de la cosmética para una población cosmopolita y preocupada por la salud de su piel como la nuestra. De esta manera, daremos un paso multifuncional para la piel consiguiendo que esté limpia e hidratada, que se fortalezca la barrera cutánea y que se reduzcan las irritaciones y las arrugas.

La primera manera de luchar contra la polución es limpiar nuestra piel en profundidad por la mañana y noche, a ser posible con partículas exfoliantes suaves que no dañen, pero suficientes para arrastrar la suciedad adherida en la superficie. La manteca de karité, por ejemplo, es un ingrediente que limpia e hidrata y se puede utilizar a diario.

La siguiente forma consiste en reforzar la barrera cutánea manteniendo una adecuada hidratación diaria, ya que cuando se deshidrata, la piel tiene un aspecto más apagado y arrugado y pueden aparecer microgrietas que contribuyan a la penetración de agentes nocivos además de aumentar la irritabilidad de la piel y los problemas de las pieles sensibles. Así mismo, es importante utilizar protección solar a diario.

Pero no basta sólo con hidratar, como medida de refuerzo debemos realizar un tratamiento con antioxidantes para combatir los radicales libres, protegiendo la piel y evitando que se reduzca la producción del colágeno, de manera que ésta se mantenga tersa y elástica frente a los daños y el envejecimiento prematuro.

Lo ideal es proteger nuestra piel con fórmulas que contengan ingredientes activos que actúen manteniendo la hidratación, bloqueando la radiación solar y reduciendo el estrés oxidativo. Para cubrir dichas necesidades contamos con las líneas Trataderm y Trataderm luminosidad, cuyos productos nos aportan las ayudas necesarias para suavizar los efectos de la contaminación en nuestra piel.


TRATADERM-50 Crema reestructurante con calcio. Enriquecida con factor de protección solar, activos hidratantes y colágeno, reestructura, hidrata, reafirma e ilumina la piel. Ayuda a la piel a mantenerse humectada y resistente frente a las agresiones medioambientales, a recuperar el color, la fuerza y la luminosidad, a disminuir la rugosidad de la piel y a combatir los efectos nocivos de los rayos UVA y UVB.

serum

Serum reafirmante Collagen care. Su exclusiva formula con colágeno marino soluble ayuda a mantener la hidratación, elasticidad, frescura y firmeza de la piel. Nos ayuda en la prevención del envejecimiento prematuro y nos proporciona la inyección de colágeno necesaria en el caso de que nuestra piel haya sucumbido al estrés oxidativo.

Crema Revitalizante Vita-C care. Su fórmula concentrada, rica en vitaminas C y E, que son potentes antioxidantes, manteca de karité y colágeno marino, refuerza las defensas naturales de la piel y combate el envejecimiento provocado por los radicales libres Protege a la piel de las agresiones medioambientales y aportando vitalidad y luminosidad, devolviéndole toda su energía.

Lo importante es ser conscientes de que estamos llegando a unos niveles de contaminación tan altos que afectan tanto a la salud del planeta como a la de los que lo habitamos. Nuestro sistema respiratorio, ojos, piel, incluso nuestro corazón, sufren las consecuencias directas de este hecho.

En la piel, por ejemplo, podemos evitar que la polución nos pase factura con una limpieza específica y profunda y un tratamiento que proteja, detoxifique y reponga la hidratación perdida. Pero, a la larga, la solución más eficaz y beneficiosa en todos los ámbitos consistirá, principalmente, en cuidar el medio ambiente, tratar de reciclar e intentar usar lo máximo posible medios de transporte sostenibles. En el futuro, ¡el planeta y la salud nos lo agradecerán!

Deja un comentario

* Campos requeridos