//

Blog de nutrición, salud y belleza

El agua en cosmética ¿cómo medimos su calidad?

calidad agua cosmética

El agua es quizá la materia prima mas importante en los cosméticos, es el excipiente fundamental y más usado debido a su poder disolvente y que es totalmente compatible con la piel. Está presente en la mayoría de ellos y en muchos a su vez es el ingrediente que está en mayor porcentaje.

Ejemplos:

  • Tónicos , aguas  micelares  : compone la mayor parte del cosmético .
  • Geles de baño, champús : tiene un contenido muy alto.
  • Lociones, body milks :  tiene un alto contenido.
  • Cremas  : contenido medio de agua.
  • Colonias : contenido  bajo.

Si la finalidad es usarla en la industria cosmética, hay que someterla previamente a distintos tratamientos físicos y químicos para purificarla y mejorar así su calidad microbiológica, ya que el agua de manera natural (y aunque sea potable), lleva asociada una carga microbiana que hay que disminuir o, a ser posible, eliminar.

En la práctica todos conocemos el resultado: ¿Qué sucede si no dejamos secar adecuadamente una bayeta limpia ? o, ¿qué ocurre si dejamos la ropa limpia dentro de la lavadora durante mas de un día?

El agua es una fuente de microorganismos y resulta un medio ideal para su crecimiento y multiplicación debido a la multitud de sustancias que lleva en disolución y que sirve a estos microorganismos como fuente de energía para su desarrollo. Las bacterias son, en general, las principales causantes de contaminación microbiológica del agua, que finalmente se puede convertir en la contaminación de nuestros productos si no tomamos las medidas adecuadas.

Dichas medidas comienzan con el tratamiento previo a la fabricación del cosmético donde el agua es purificada. Para ello existen distintas tecnologías, como la filtración, la desionización, etc; pero incluso estos pasos no impiden el desarrollo posterior de bacterias. Hay que complementarlos con medidas de mantenimiento y limpieza de las instalaciones donde el agua va a estar almacenada, estar continuamente tratada, y llevar a cabo unos estrictos controles de calidad continuos.

Control de calidad del agua purificada

El control del agua purificada se lleva a cabo midiendo distintos parámetros que sirven para determinar si la calidad físico-química es la adecuada  para su uso en cosmética, entre ellos :

  • La acidez o la alcalinidad
  • La conductividad
  • Determinados Iones en disolución
  • Metales pesados
  • Residuo seco, etc.

También se controlan importantes parámetros microbiológicos como :

  • Recuento de microorganismos viables totales
  • Ausencia de microorganismos potencialmente patógenos.

Todos estos parámetros y características son las que miden que el agua que contiene nuestro cosmético es de la máxima calidad y que, por tanto, el cosmético tiene la mayor seguridad de uso.