//

Blog de nutrición, salud y belleza

Ejercicios para cuidar la piel del contorno de ojos

mejor crema contorno de ojos

Los ojos le dan carácter a las facciones, pero no sólo cuenta la forma y su color: una mirada natural y alegre, con unas pestañas largas, unos párpados suaves y uniformes, sin patas de gallo y ojeras, son un marco que los realzan y aumentan el atractivo de nuestra mirada.

Tener una mirada viva, expresiva y bonita, dice mucho de cada persona así que te damos una serie de consejos y trucos para que tu mirada luzca bonita, luminosa y elegante. Empieza a sacarle partido a tu mirada:

  • Desmaquilla y limpia tus ojos al final del día con productos específicos, preferiblemente lociones fluidas no grasas, incluso si no los has maquillado. Así podrás evitar irritaciones y alergias.

No restriegues mucho los ojos para evitar dañar las pestañas. Si no lo haces, la suciedad y el maquillaje pueden obstruir los poros de la piel que rodea el ojo y ocasionar orzuelos. La forma correcta de desmaquillar las pestañas es con un algodón y haciendo movimientos lentos de la raíz a la punta. Una vez que termines con las pestañas, pasa el algodón por debajo de los ojos, para evitar que queden residuos en esa zona.

  • Acondiciona las pestañas cada noche con un aceite o con un producto específico. Si están fuertes y cuidadas es más fácil conseguir que se mantengan largas y rizadas.
  • Hidrata la zona. Utiliza un producto específico con acción hidratante, antiarrugas y descongestionante sobre el contorno de los ojos.
  • Depila y peina bien tus cejas. Además de una importante función estética, las cejas nos ayudan a proteger nuestros ojos de la lluvia, el sudor, la irradiación solar y los agentes nocivos como el polvo. Si tienes las cejas poco pobladas, prueba a utilizar un maquillaje específico para cejas.
  • Haz ejercicios específicos para mantener tu mirada en forma. Puedes hacerlos a cualquier hora del día, pero lo más efectivo es hacerlos por la mañana cuando los ojos están más relajados. Realiza la gimnasia ocular lentamente y nunca con las gafas o las lentillas puestas.

Ejercicio 1: con la cabeza bien recta llevas la mirada hacia el cielo y hacia el suelo diez veces seguidas.
Ejercicio 2: colocando a 30 cm de la cara un objeto redondo se sigue con la mirada toda la circunferencia. En sentido horario y en sentido antihorario 5 veces hacia cada lado. Realiza el mismo ejercicio con un objeto cuadrado y mira sus vértices cruzando la vista en forma de "X".
Ejercicio 3: roza las palmas de las manos para producir calor y colócalas sobre los ojos, tocando los dedos la línea del pelo. Cuando el calor disminuye desciende las manos rozando los ojos con los dedos.
Ejercicio 4: tapa los ojos con las palmas de las manos adoptando una posición cóncava y abre los ojos en la oscuridad. Relaja y da frescor al ojo.

Puedes practicar ejercicios con tu mirada para fortalecer la piel que rodea el contorno de tus ojos y prevenir futuras arrugas"

  • Cuida tus utensilios de maquillaje (brochas, cepillos, pinzas de depilar,etc.) para que siempre estén limpios y no traslademos suciedad al ojo. Evita también compartirlos para prevenir posibles contagios de infecciones tales como orzuelos.
  • Maquilla tus párpados en función de la forma y el color de tus ojos. Elige preferiblemente sombras en polvo porque las líquidas tienden a agrietarse con el paso de las horas. Durante el día son preferibles los tonos neutros (gris, marrón, negro, rosa, beige), más naturales y favorecedores. Los tonos nacarados son muy difíciles de llevar porque son demasiado visibles y en lugar de atenuar, resaltan los defectos.

Concentra la aplicación de la sombra en el ángulo externo del párpado superior y luego ve difuminando suavemente el color hacia el interior del párpado. Para que tu mirada parezca más brillante y amplia, puedes añadir una sombra blanca o champán bajo la ceja. Esto no solamente da la sensación de ojos más abiertos, sino también hará que tus cejas se vean más limpias y definidas.

  • Aplica un tapaojeras o un corrector cremoso. A medida que la piel envejece, ésta pierde grasa y colágeno. Los vasos sanguíneos adquieren un tono más intenso y dan como resultado unas ojeras de tinte violáceo. Para disimularlo, aplica un tapaojeras o corrector cremoso, que debe ser un tono levemente más claro que el de tu piel.
  • Aplica un toque de eye liner. Si quieres dar más intensidad a tu mirada, aplica un toque de perfilador a ras de las pestañas del párpado superior. El look seguirá siendo muy natural y tu mirada ganará en intensidad.

La manera más cómoda y sencilla de aplicarlo es extender ligeramente y con suavidad las pestañas superiores hacia la parte exterior del ojo y elevar ligeramente la barbilla. No pienses que cuanto más perfilador te apliques más agrandarás tu mirada, en realidad lo que consigues es el efecto contrario.

  • Máscara de pestañas. El broche de oro de cualquier maquillaje de ojos es la máscara de pestañas. Elige una máscara de buena calidad y que haya sido dermatológicamente probada. Procura no utilizarlas más de tres meses después de su apertura (caducidad recomendada por la mayoría de los fabricantes). No abuses de las máscaras tipo waterproof, ya que son más difíciles de eliminar y a la larga pueden maltratar las pestañas.

Si optas por este tipo de máscara de pestañas, utiliza mejor un desmaquillante bifásico para retirarla.

Sácale partido a tu mirada y sobre todo recuerda que el maquillaje no te hace más bella, sino que resalta la belleza que ya tienes.