//

Blog de nutrición, salud y belleza

Curiosidades sobre las uñas

UÑAS2

En esta ocasión vamos a hablaros de las uñas: cuál es su función, cuanto tardan en crecer, cómo debe ser la uña perfecta y otras curiosidades que seguro alguna vez te habrás cuestionado.

¿Sabías que las uñas no sólo tienen una función decorativa?

La uña es una estructura funcional de manos y pies cuya misión es proteger las últimas falanges de los dedos (el extremo distal de los dedos), contribuir a la sensación táctil, ayudarnos a llevar a cabo acciones como rascar una superficie o desatar un nudo, proporcionar apoyo a las puntas de los dedos de manos y pies, y actuar como contrapeso a la almohadilla de los dedos, lo cual en el caso de los pies ayuda a poder realizar la marcha.
Las uñas están formadas por tres capas de queratina. La primera es la parte brillante, la segunda capa se llama queratina mediana, y la tercera la queratina sensible. Estas tres capas corren el riesgo de separarse o doblarse con un uso intensivo del cortaúñas o de las tijeras.
El crecimiento de la uña comienza en la matriz. Si ésta se daña puede causar daños permanentes e incluso puede llegar a impedir completamente el crecimiento de la uña.

Datos curiosos sobre las uñas

• El crecimiento depende de la matriz ungueal. Es variable… según la edad, longitud de los dedos, estación del año, factores endocrinos, estado de salud, factores metabólicos…. En general, las uñas crecen entre 3 a 6 milímetros al mes, de modo que la regeneración total de la uña, es decir el crecimiento una uña entera desde la matriz hasta la zona libre del final precisa entre 3 a 6 meses.

• Las uñas crecen más rápido: durante la juventud, en época cálida, durante el embarazo y después de recuperarse de una lesión o herida.

• Las uñas de la mano derecha (o de la izquierda si eres zurda) crecen más rápido.

• La uña que crece más rápido es la del dedo medio.

• Las uñas de las manos no crecen a la misma velocidad que las de los pies. Las de los pies crecen más lentas y a la mitad de tiempo que las de las manos.

• El estado del pelo y de las uñas suele ir parejo. Es raro que una persona tenga el cabello en mal estado y las uñas en buen estado.

• La base de la uña es muy absorbente y si se utiliza mucha agua puede causar descamación y rajas. El uso continuado de agua puede provocar que la uña se hinche y se descame en la superficie.

• Hay uñas que parecen fuertes, saludables y con buena apariencia, y de repente se produce una rotura en el área de stress. Si estas roturas se producen con mucha frecuencia a veces está relacionado con el uso continuado de productos de fortalecimiento para uñas con alto contenido en formaldehido.

• Hay uñas que en apariencia son fuertes, pero se rompen con facilidad en el lado libre con una mínima presión. Son uñas quebradizas y se encuentran en el 20% de la población adulta, sobre todo en mujeres y se asocia al uso excesivo de agua.

• Entre los mayores de 50 años es frecuente encontrar “uñas rayadas”. Las rayas crecen desde la cutícula hasta el filo libre de la uña. Pueden deberse a diferentes causas: cambios relacionados con la edad, golpes en la matriz de la uña, daño en la cutícula, eczema, etc.

¿Cómo debe ser la uña sana y perfecta?

• Fuertes pero flexibles, resistentes y sin roturas.
• Forma ovalada y superficie lisa.
• Color uniforme, parcialmente rosado en la base (debido a la gran vascularización que existe en el lecho epidérmico y a las características transparentes de la uña) y blanco en el extremo libre.

“¡Proponte como meta cuidarlas para conseguir este verano unas uñas perfectas!"

Consejos prácticos:
1. No olvides que las uñas requieren cuidados especiales para mantener su firmeza y evitar su deterioro. La alimentación, la higiene y la manicura pueden mejorar su estado y disminuir el riesgo de infecciones.
2. No utilices las uñas como herramienta.
3. No te muerdas las uñas.
4. Usa guantes cuando trabajes con agua, productos de limpieza o productos fuertes.
5. Masajea todas las noches la uña y la zona de piel próxima con un aceite de cutículas (aceite de almendras, aceite de rosa mosqueta, etc.).
6. Evita productos de uñas con alto contenido en formaldehido.
7. Una vez al mes aplícate un tratamiento de parafina.

Deja un comentario

* Campos requeridos