//

Blog de nutrición, salud y belleza

El cuidado interior que tu cabello necesita

Cuidar el cabello en invierno

Con la caída de los grados del termómetro es importante prestar una especial atención a una de las partes que más se resiente debido al frío: nuestro cabello. A veces, el cuidado exterior hace que olvidemos la importancia del cuidado interior, restándole importancia a las horas de sueño, la alimentación, o incluso el estado anímico.

Cómo cuidar el cabello desde el interior

La caída del cabello en los meses de otoño e invierno es un hecho bastante común que no debe preocuparnos en exceso. Se trata, en la mayoría de los casos, de una alopecia estacional, una renovación capilar que cesa en un momento dado. Sin embargo, cuando observes una caída de más de 100 cabellos diarios, deberías consultar al médico o al especialista.

 

Existen distintas fórmulas para prevenir y minimizar la caída y entre ellas se encuentra una correcta alimentación. Para tener un cabello sano y bonito, primero hay que tener una alimentación saludable, variada y equilibrada, que nos aporte la cantidad suficiente de vitaminas y minerales necesarios. Una dieta correcta se reflejará tanto en la salud general como particularmente en la del cabello y la piel. A continuación te explicamos cuáles son los nutrientes esenciales para fortalecer nuestro cuero cabelludo

 

Vitamina A

La  vitamina A estimula el crecimiento y el fortalecimiento del cabello y favorece un cabello brillante y sedoso.  Su falta puede aumentar la sequedad del cabello, pues estimula la producción de sebo, que es lo que mantiene el pelo naturalmente hidratado y sedoso. Si no se consume suficiente vitamina A, además, puedes sufrir caída del cabello. Ahora bien, es necesario equilibrar su consumo pues un exceso de vitamina A porque puede provocar el efecto antagónico: la pérdida del cabello.

 

Podemos encontrarla en los lácteos, el arroz, la avena, cítricos, manzanas, calabaza, zanahorias y espinacas, entre muchos otros.

 

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son las imprescindibles para tener un cabello “de envidia”,  En particular, la biotina (B7), el ácido pantoténico (B5). Las vitaminas que forman el complejo de las vitaminas B son vitaminas hidrosolubles, lo que significa que se pueden disolver en agua, por lo que su asimilación es rápida, pero como se expulsan en la orina, debemos ingerir una cantidad mínima diaria para evitar una deficiencia de la vitamina B. Este hecho también es importante debido a que se pueden perder en el agua de cocción de los alimentos que la poseen.

  • B3-Niacina: Entre las funciones biológicas de esta vitamina están mantener el buen estado del sistema nervioso, mejorar el sistema circulatorio relajando los vasos sanguíneos y mantener una piel y cabello sanos. Esta vitamina mejora la circulación en el cuero cabelludo y, consecuentemente, estimula el crecimiento del cabello. Según estudios realizados, esta vitamina funciona mejor cuando es combinada con la biotina. La niacina está presente en las almendras, las semillas, los frijoles, los vegetales de hoja verde y la zanahoria, entre muchos otros alimentos.

 

  • B5-ácido pantoténico: participa en una amplia gama de papeles biológicos importantes y se considera esencial (imprescindible) en todas las formas de vida. Ayuda a evitar la pérdida de color y caída del cabello. La encontramos en: levadura de cerveza, yemas de huevo, vísceras, cereales integrales.

 

  • B6-Piridoxina: interviene en la prevención para evitar la caída del cabello y es productor de melanina, que es la sustancia que da color al cabello. La encontramos en los vegetales, en la levadura de cerveza, en los cereales integrales, en los huevos, en el hígado y vísceras animales en general.

 

  • B7- Biotina-Vitamina H-Vitamina B8: conocida como “la vitamina del pelo”, se afirma que esta vitamina fortalece el pelo, promueve su crecimiento y ayuda a combatir la alopecia. Es particularmente importante para la salud de uñas, piel y cabello. Se halla en el queso, los yogures y en los derivados de los lácteos, así como en las fresas, o en la levadura de cerveza.

     

    Los suplementos de biotina son a menudo recomendados como un producto natural para contrarrestar el problema de pérdida de cabello tanto en niños como adultos.

     

    Los signos y síntomas por deficiencia de biotina incluyen pérdida del cabello la cual progresa a severidad cuando incluye pérdida de pestañas y cejas. Algunos champús contienen biotina, pero es dudoso si estos ejercen algún efecto benéfico, ya que la biotina no es absorbida a través de la piel, esa necesario ingerirla

 

  • B12-Cobalamina: es una de las vitaminas esenciales para tener un cabello sano, bello y fuerte. La falta de vitamina B12 puede resultar no solo en la caída del cabello, sino en la aparición de canas prematuras. Ten en cuenta que consumir vitamina C y hierro ayuda al organismo a absorber mejor la vitamina B12.

     

    Se encuentra en derivados de la leche, huevos, riñones, hígado, carnes y pescado.

 

Vitamina C

El ser humano no tiene capacidad biológica para sintetizar vitamina C, y sin embargo tiene un importantísimo papel biológico en nuestro organismo. Afortunadamente, la vitamina C es muy abundante en numerosas fuentes alimentarias. Está presente en frutas como el kiwi, el limón, la mandarina, la naranja, el pomelo, el ananá, las guayabas y fresas, y en verduras como el brócoli, coliflor, perejil, espinacas y apio.

 

No es solo buena para elevar las defensas, también ayuda a evitar la caída del cabello: previene la sequedad y los cabellos quebradizos, así como el envejecimiento prematuro del pelo (protege el tejido conectivo, “la piel” de los vasos sanguíneos), es un magnífico antioxidante y facilita la absorción de otras vitaminas y minerales.

 

Vitamina D

Entre los numerosos beneficios de la vitamina D para el organismo, se encuentra una mejora en la salud del cuero cabelludo y en el cabello. Además, esta vitamina ayuda a fijar el calcio, lo cual es esencial para mantener sanos los folículos del pelo. La encontramos en pescados, huevos, hígado de res, aceites de hígado, productos lácteos y cereales enriquecidos.

 

Vitamina E

La vitamina E crea nuevos vasos sanguíneos en el cuero cabelludo y así mejora la circulación de esa zona. Esto hace la calidad del cabello sea óptima y ayuda a prevenir su caída. ¿Qué alimentos poseen vitamina E? Las semillas de girasol, las nueces, las almendras, los aceites vegetales, las zanahoria, el brócoli, los tomates, la espinaca, el aguacate y el nabo.

 

Hierro

Es muy importante para mantener los folículos de los cabellos sanos y prevenir la caída. Las lentejas, garbanzos, espinacas, apio y almendras son una fuente de hierro, así como determinados moluscos como las almejas, las ostras y los mejillones.

 

Cobre

El cobre se requiere para la formación de un enlace químico muy fuerte que se establece entre las células del cabello y de la piel llamado el enlace de disulfuro. El cobre es esencial en la formación del pigmento (color) en cabello y piel y en la eficacia de la vitamina C que, entre otras cosas, desempeña un papel dominante en la capacidad estructural de la piel. Lo contienen frutos secos como las avellanas, las almendras o las nueces así como otros alimentos como el cacao, los champiñones y los brotes de soja.

 

Zinc

El zinc actúa como antioxidante y previene la caída del cabello. Estimula la reproducción celular, el crecimiento y la reparación del tejido del cabello. Está especialmente indicado para aquellos que tienen cabello sin brillo y de textura fina.

 

Está presente en los espárragos, el plátano, los higos o las berenjenas, entre otros.

 

Magnesio

Ayuda en los procesos metabólicos de energía, tanto como a la salud del cabello y a los huesos. Sirve para higienizar el cabello y ayuda en las interacciones del cuerpo y la acción química.

 

Todas las mujeres soñamos con tener un pelo de modelo de champú: brillante, sano y abundante. Lograrlo no es tarea difícil si sabes qué es lo que tu cabello necesita y cuáles son los nutrientes necesarios para mantenerlo saludable.

Deja un comentario

* Campos requeridos