//

Blog de nutrición, salud y belleza

Cosmética textil: la innovación hecha prenda

Cosmética textil

La cosmética textil es una forma de cosmética inteligente que combina innovación, belleza y salud. Esta nueva generación de ropa con usos cosméticos promete revolucionar tanto el sector de la moda como el de la belleza. Aunque aún queda mucho por investigar en este campo, ya se ha convertido en tendencia...

El desarrollo tecnológico que ha tenido lugar en la industria textil durante los últimos años ha propiciado la aparición de ropa con usos anticelulíticos, adelgazantes, reafirmantes y antienvejecimiento entre otros muchos.

Una de las tecnologías utilizadas en estas prendas, la llamada microencapsulación, es una técnica mediante la cual se impregna el tejido con pequeñas partículas activas recubiertas por una membrana que al rozar con la piel debido al movimiento, liberan progresivamente sustancias cosméticas con diversas propiedades.

Algunos de los ingredientes más utilizados son:

  • Aloe vera: hidratante y antiinflamatorio. Deja la piel suave y elástica.
  • Vitamina E: con acción antioxidante. Mejora la elasticidad y suavidad de la piel.
  • Cafeína: con acción lipolítica que estimula la movilización y metabolismo de los ácidos grasos libres, activando la microcirculación.
  • Retinol: con acción antioxidante y antienvejecimiento. Estimula la síntesis de colágeno regenerando la piel.
  • Ceramidas: con efecto emoliente y protector pues restablecen la barrera cutánea. Mejoran la textura de la piel, dándole mayor firmeza.

Los ingredientes cosméticos usados tienen que ser igual de seguros que si se aplicasen por vías convencionales, por lo que deben cumplir con la misma reglamentación"

Otra de las tecnologías usadas en la cosmética textil es la termorregulación, en la que cristales bioactivos presentes en el tejido estimulan la microcirculación sanguínea, moldeando tu cuerpo.

Entre las prendas más utilizadas destacan:

  • Leggings con activos reductores para combatir la celulitis e hidratar la piel.
  • Guantes con activos para hidratar las manos.
  • Camisetas que actúan en la parte interna del brazo con activos que reducen la flacidez o de cuello alto con activos antienvejecimiento para prevenir las arrugas.
  • Pantalones vaqueros que estimulan la producción de colágeno y elastina y reducen la aparición de celulitis y estrías.
  • Pantalones cortos con activos para tratar la zona del abdomen, muslos y glúteos.
  • Ropa deportiva con filtros de protección solar que protegen frente a las radiaciones del sol.
  • Pantis y fajas con activos reductores para moldear la silueta.
  • Lencería con activos hidratantes, regenerantes y antienvejecimiento.

El principal beneficio de la cosmética textil es la comodidad. Mientras que para utilizar los cosméticos convencionales necesitas cierto tiempo y esfuerzo para que el tratamiento sea regular, con la cosmética textil sólo tienes que ponerte la prenda y olvidarte.

El uso de ropa con este tipo de tejidos inteligentes ya ha arrojado resultados satisfactorios, aunque es recomendable siempre combinarlo con el seguimiento de una dieta sana y equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico para obtener resultados visibles y duraderos"

Las marcas comercializadoras garantizan su eficacia tras un uso de 8 horas al día durante por lo menos un mes. Por otro lado, las prendas sólo aguantan (manteniendo su eficacia) un número de lavados determinado (próximo a 100, normalmente).

Si tu ropa no está fabricada con estos tejidos inteligentes ¡no te preocupes! ¡ya existe una alternativa viable! Líquidos con los que rociar tu propia ropa para conferirle las propiedades deseadas. Y tú, ¿ya la has probado?