//

Blog de nutrición, salud y belleza

Consejos prácticos para prevenir el resfriado

Consejos prácticos para prevenir el resfriado

Padecer un resfriado durante el otoño se ha convertido en un hecho muy frecuente hoy en día. Los expertos recuerdan que no es el frío el que causa los resfriados o la gripe, sino que se transmiten principalmente a través del contacto directo. El frío permite preservar esos virus, por ello asociamos estas enfermedades a las bajas temperaturas.

Existen una serie de pautas que podemos seguir para prevenir los resfriados, todas ellas avaladas por estudios:

  • 1. Lávate bien las manos: puesto que los resfriados y la gripe se contagian por contacto directo, es necesario lavarse bien las manos con jabón, al menos durante 20 segundos. Podríamos reducir la incidencia del resfriado en un 45%.
  • 2. No te toques la cara: los ojos, la nariz y la boda son las zonas del cuerpo más frecuentes para la entrada de virus. Por este motivo los niños suelen ser más proclives a padecer resfriados y suelen permanecer más tiempo enfermos que los adultos.
  • 3. Di adiós al estrés: cuando estamos más nerviosos de lo habitual, nuestro sistema inmunológico se debilita. Un estudio afirma que “los síntomas de un resfriado no están causados por un virus, sino por la respuesta inflamatoria a la infección”.
  • 4. Duerme: disfrutar de 7-8 horas de sueño diario tendrán un efecto reparador en nuestro sistema inmunológico.
  • 5. Añade ajo a tus comidas: el ajo es un alimento que protege nuestro sistema inmune de un gran número de infecciones bacterianas gracias a componentes como la alicina, el ajoeno y la adenosina. Para poder disfrutar de los diferentes beneficios de la alicina (antiinflamatorio, efecto antibacteriano, mejora la circulación) es aconsejable que el ajo se consuma rápidamente una vez ha sido partido o machacado, lo que significa que al cocinar el ajo la alicina se destruye. No obstante, este alimento no pierde sus efectos beneficiosos, ya que se forman otros dos compuestos con propiedades anticoagulantes y contra el colesterol: la adenosina y el ajoeno.
  • 6. Come yogur: el yogur proporciona varios nutrientes esenciales que pueden ayudar a combatir el resfriado. Un yogur contiene casi el 20 por ciento de los 8mg de zinc que necesita diariamente un adulto, un mineral importante para la función saludable del sistema inmune. También ofrece una buena fuente de vitamina A, calcio y potasio, así como los hidratos de carbono para obtener energía.  También hay yogures que contienen bacterias con actividad probiótica (Lactobacillus), pero la verdad es que la mayor parte de ellas cuando llegan al intestino están ya desactivadas por la acción de los jugos gástricos.  Estas bacterias con capacidad fortalecedora del sistema inmunológico pueden ayudarnos a prevenir las infecciones secundarias de un resfriado. Para asegurarte su correcto aporte es mucho más efectivo el aporte de un complemento alimenticio que las contenga en forma esporulada (resistentes a los ácidos gástricos).
  • 7. No bebas alcohol: las bebidas alcohólicas  atacan al sistema inmunológico que protege nuestro organismo, deshidrata nuestro cuerpo y favorece la aparición de infecciones. Es importante beber la cantidad apropiada de líquidos, agua o zumos. Una buena hidratación ayuda a prevenir la sequedad de las mucosas de la nariz y la garganta, a hacer el moco más fluido y a eliminarlo mejor.
  • 8. No fumes: Aunque todo depende de la edad del fumador, de la cantidad de cigarros que fume al día y del tiempo que haya transcurrido desde que empezó a fumar, está demostrado que el tabaco reduce la capacidad respiratoria, genera más secreciones y dificulta la salida del moco bronquial, agudizando los resfriados y prolongándolos en el tiempo.
  • 9. Bebe té verde: esta infusión por su contenido en catequinas que favorecen la función del sistema inmune, puede mejorar la resistencia ante el resfriado y su poder antiviral ayudaría a reducir el riesgo a padecer gripe.
  • 10. Practica deporte: la práctica de actividad física regular y de intensidad moderada reduce el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias comunes.

Por último también puedes consumir un complemento multivitamínico para aportar a tu organismo las cantidades diarias necesarias de vitaminas y minerales.

Deja un comentario

* Campos requeridos