//

Blog de nutrición, salud y belleza

Consejos para aliviar las piernas cansadas

Aliviar las piernas cansadas

Ha llegado el verano,  el calorcito (¡este año más bien calorazo!),  y  con él… las piernas cansadas, un síndrome relacionado con el sistema circulatorio que afecta a un amplio sector de la población y que se acentúa en estos meses de mayor calor.

Mientras unos dan la bienvenida al verano, otros damos por inaugurada la temporada de tobillos hinchados y de piernas cansadas.

Se calcula que entre un 10 y un 15% del conjunto de la población adulta refiere algún síntoma de problemas vasculares. Pero en realidad, el número de afectados es considerablemente superior, porque hay muchas personas que aún presentando problemas vasculares no padecen molestias físicas que lo pongan de manifiesto o que llamen suficientemente la atención.

Las venas tienen la función de conducir la sangre desde cualquier parte del cuerpo hasta el corazón. El retorno venoso desde las piernas al corazón se realiza en contra de la fuerza de la gravedad. En este proceso participan músculos (que al contraerse empujan a manera de bomba,  la sangre hacia arriba) y un sistema de válvulas ubicadas en el interior de las venas, que se abren para permitir el avance de la sangre hacia arriba y se cierran posteriormente pare evitar el reflujo de la sangre hacia abajo cuando el músculo se relaja. Cuando este sistema de “compuertas” no funciona bien, la sangre venosa no es capaz de subir y tiende a volver atrás, se acumula en la parte baja de las piernas y en consecuencia se produce la pesadez, cansancio, dolor, picor, hinchazón de tobillos y pies o la temida celulitis.  Si no somos capaces de solucionar este problema, surgen las varices y todas sus complicaciones.

¿Cómo combatir esta dolencia?  ¿Cómo aliviar la pesadez, la hinchazón, el picor, el mayor volumen de las antiestéticas venitas y arañas vasculares que notamos en nuestras piernas?   Tus piernas necesitan una cura de bienestar y de salud.

Lo primero de todo es imprescindible corregir los malos hábitos, alimentarte equilibradamente para evitar el sobrepeso y el estreñimiento.

Cualquier maniobra que nos ayude a facilitar el retorno venoso, mejorará sus síntomas. Te damos algunos consejos para conseguirlo:

  • No cruces las piernas cuando estés sentada. Siéntate y apoya los pies en el suelo o mejor aún en un reposapiés.
  • Camina, nada, ¡muévete! Practica algún ejercicio que active la circulación de tus piernas.
  • Es muy importante cómo te vistes y cómo te calzas: elige prendas holgadas, que no te aprieten los muslos ni la cintura. Usa calzado que no te oprima los dedos y procura que no supere los 4 cm de altura.
  • Camina descalza en casa cuando puedas: estimularás el sistema venoso y su retorno.
  • En la ducha enjabónate en sentido ascendente, desde los pies hacia el muslo. Finaliza con un chorro de agua fresquita siguiendo la misma dirección.
  • No te expongas mucho al sol ni al calor: ambos tienen un efecto vasodilatador y los síntomas de tu mala circulación empeorarán con ellos. ¡No vayas a la sauna!
  • La utilización de cosméticos que contengan determinados principios activos de origen vegetal  (fitocosméticos) puede ayudarte, y mucho.  Hay muchas plantas que contienen ingredientes que tonifican las venas y favorecen la circulación sanguínea de retorno. Son  beneficiosas por sí solas, pero cuando se combinan e integran juntas en la formulación de un cosmético actúan en sinergia y potencian sus efectos, reduciendo notablemente la sensación de hinchazón, cansancio y hormigueo en las piernas.

Descubre esta ayuda en Cremigel Piernas Cansadas Trataderm, un cosmético formulado con extracto de Vid Roja, Hamamelis y Gingko biloba, tres ingredientes naturales que tonifican las venas, ayudan la circulación, mientras su contenido en mentol te transmite  una agradable sensación de frescor y de bienestar.

¿Ya has probado el Cremigel Piernas Cansadas?  ¡Anímate y cuéntanos tu experiencia!

Un comentario en “Consejos para aliviar las piernas cansadas”

1 artículo(s)

Deja un comentario

* Campos requeridos