//

Blog de nutrición, salud y belleza

Cómo proteger y reparar la piel en profundidad

Woman stroking her face

Conforme envejecemos, disminuye el número de fibras de colágeno, la elastina pierde su elasticidad y el agua se evapora, y, consecuentemente la piel se vuelve seca, se relaja, desgasta y empiezan a aparecer las primeras arrugas. Entre los 20 y los 30 años empieza a declinar progresivamente la calidad de nuestra piel. Y cuando el organismo empieza a perder colágeno, aparecen en la piel las señales inequívocas de falta del mismo:

  • Pérdida de firmeza, elasticidad y densidad (flacidez)
  • Aparición y profundización progresiva de las arrugas
  • Formación de estrías

En las pieles maduras y castigadas (polución, rayos solares, impacto del frío o el calor, etc.) este problema se agudiza. La disminución del metabolismo basal y, en consecuencia, la mayor lentitud de los procesos metabólicos provoca que a la falta de hidratación se le añada el problema de la disminución de la síntesis del colágeno y los fibroblastos.

Cuando aparecen estos signos, y para que la piel pueda sintetizar correctamente estos elementos vitales, hay que utilizar otro tipo de productos responsables de aportarnos activos que devuelvan parte de la elasticidad y tono perdidos, al mismo tiempo que aportan suavidad y confort. Con este tipo de tratamientos se corrige la estructura de la piel, con una mejoría en la elasticidad, brillo, humectación, sostén, textura, suavidad, tersura de la piel y aumento del colágeno dérmico. Se provoca una reducción de arrugas finas y atenuación de las líneas de expresión, mejorando la estructura y calidad de la piel.

La oferta cosmetológica para paliar y resolver estos problemas nos presenta fórmulas capaces de actuar en varios frentes: hidratar, proteger y contrarrestar la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel, reparar y estimular en profundidad la regeneración de la piel.

No olvides nuestros consejos para hidratar la piel tan necesarios después del verano así como la importancia de limpiar y exfoliar la piel antes de aplicar cualquier tratamiento. También te explicamos recientemente por qué envejece la piel y el truco para elegir la crema más adecuada según necesites nutrir o hidratar la piel.

Conforme envejecemos, disminuye el número de fibras de colágeno, la elastina pierde su elasticidad y el agua se evapora, y, consecuentemente la piel se vuelve seca y empiezan a aparecer las primeras arrugas

Deja un comentario

* Campos requeridos