//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Cómo eliminar las bolsas de los ojos?

eliminar las bolsas de los ojos

Las bolsas de los ojos se manifiestan como una hinchazón en el párpado inferior. Esta alteración estética puede estar provocada por el acumulo de líquidos, de grasa localizada o incluso tener un origen genético.

Las más comunes son las bolsas de origen acuoso. La mayor parte de las veces los responsables de que aparezcan son la falta de sueño, el cansancio o el consumo excesivo de tabaco y alcohol, pero a veces pueden estar asociadas a una alteración de la capacidad de eliminar líquidos a través del riñón de la persona que las padece.

Este tipo de bolsas suelen manifestarse cuando nos levantamos por la mañana, después de haber dormido mucho tiempo en una posición con la cabeza muy baja. Por ello, para prevenir su aparición lo primero que podemos hacer es dormir con una almohada que nos eleve la cabeza del tronco.

A veces, cuando nos despertamos después de haber trasnochado en exceso o incluso después de haber dormido en exceso, además de las antiestéticas bolsas que se forman en los párpados inferiores nos levantamos con los parpados hinchados. ¿Por qué? Cuando hay una deficiencia en la microcirculación linfática del contorno de los ojos, durante el día el drenaje del líquido es activado gracias al continuo parpadeo, pero durante la noche, con los párpados en reposo, el líquido se acumula. La mejor forma de prevenir la hinchazón de los párpados es llevar un hábito de vida correcto, con sueño suficiente, y evitando el consumo de alcohol.

Las bolsas de origen graso se producen por una acumulación de tejido adiposo bajo los ojos.
Determinar el tipo de bolsas te resultará sencillo. Presiona ligeramente el párpado: en el caso de bolsas acuosas, se forma un pequeño hoyuelo que desaparecerá lentamente al cesar la presión; en el caso de bolsas por grasa, observarás una presión constante y no se forma el hoyuelo característico.

En cualquier caso, las bolsas son manifestaciones de hábitos de vida poco saludables o de disfunciones internas con las que están relacionadas. Por lo tanto nos va a resultar difícil darles una solución si no mejoramos la causa que las origina. Los trucos destinados a combatir las bolsas están orientados a desinflamar lo más rápido posible dicha zona, favoreciendo la circulación linfática y la eliminación de los líquidos retenidos en la zona.

Toma nota de los siguientes consejos para reducir las bolsas de los ojos:

  • Duerme boca arriba y con almohada: utiliza una almohada más alta para dormir. Con este hábito lograrás levantarte con mejor aspecto y menos hinchazón de los ojos.
  • Cena ligero: Toma una cena ligera compuesta por verduras cocinadas y por lo menos 2 horas antes de irte a dormir.
  • Evita la cafeína, el exceso de sal y el tabaco.
  • Lava la cara con agua fría: si te lavas la cara con agua fría al levantarte, te ayudará a bajar las bolsas.
  • Haz gimnasia facial: Apoya la palma de las manos en las sienes y cierra con fuerza el párpado de un ojo durante 10 segundos. Repite la acción diez veces con cada ojo. Al terminar, cierra ambos ojos y relaja las facciones durante un par de minutos.
  • Realiza ejercicio por la mañana: no es necesario ir al gimnasio, bastará con el hábito de andar para favorecer la eliminación de líquidos.
  • Prepara una infusión con dos bolsitas de manzanilla para tus ojos:  deja que enfríe y tumbada y con los ojos cerrados, coloca cada bolsita sobre cada ojo, al menos durante cinco minutos. Te ayudará a reducir la hinchazón de los ojos.
  • Aplícate rodajas o parches de pepino: es un remedio casero y barato que te ayudará a deshinchar las bolsas. Con la cabeza inclinada hacia atrás y los ojos cerrados, coloca una rodaja de pepino recién sacado de la nevera en cada ojo, durante 15 a 30 minutos; ayudarán a que se contraigan los vasos sanguíneos. Puedes utilizar parches cosméticos creados específicamente para este fin, que además de extracto de pepino incluyen otros activos que estimulan la microcirculación sanguínea y linfática como el ginseng.