//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Cómo borrar las marcas de acné?

cómo borrar las marcas de acné

El acné suele aparecer en la pubertad pero cada vez es más frecuente padecer esta patología en la edad adulta. Habitualmente, el acné se cura de forma espontánea, pero dependiendo de su grado, puede dejar antiestéticas cicatrices y marcas. Para borrar las huellas del acné, actualmente contamos con avanzadas técnicas y tratamientos que pueden ayudarnos a difuminar las marcas y renovar la piel.

¿Cómo borrar las marcas de acné?

Peeling químico: El peeling químico exfolia la piel mediante una abrasión química y ofrece muy buenos resultados. Consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico, y es una técnica muy utilizada para mejorar el aspecto facial. Se produce una renovación de las distintas capas de la piel mejorando así su calidad, con menos manchas, líneas de expresión, arrugas y una mejor textura.

Aunque el peeling está indicado para casos de envejecimiento fisiológico o solar y para el tratamiento de manchas y acné, pero también puede emplearse como un medio para “mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa”. Realizando mantenimientos periódicos se previene la aparición de todo este tipo de imperfecciones.

Según su grado de penetración, los peelings pueden clasificarse en superficiales, medios o profundos. El producto químico utilizado, la concentración del mismo y el tiempo de aplicación determinarán el grado y profundidad de su acción.

Luz pulsada: La luz pulsada es una innovadora técnica que se utiliza para unificar el tono de piel, borrar marcas e irregularidades y aportar tersura a la piel. La luz pulsada es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores capaces de producir diferentes efectos en la piel. Este tipo de emisiones de luz actúan como un “bisturí inteligente”, disminuyendo el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, los signos visibles que ha podido dejar el acné en la piel, así como generando nuevo colágeno y dando lugar a una mejora de la textura cutánea.

Dependiendo de las características de la persona será recomendable realizar una o varias sesiones, separadas por un intervalo de 3 a 4 semanas.

Sin embargo, existen una serie de pautas obligadas para que controlar el acné y minimizar el efecto antiestético de sus temidas marcas:

  • 1. Llevar una alimentación saludable. Tratar de eliminar alimentos que activan el acné como los productos derivados del cacao, frituras, derivados de cerdo, etc.
  • 2. Evitar usar maquillaje. Si no existe más remedio, elige productos cosméticos libre de aceites (no comedogénicos).
  • 3. No manipular las lesiones de acné. Al tocar los granitos creamos nuevas lesiones y aumentamos el riesgo de generar cicatrices y marcas permanentes.
  • 4. No realizar limpiezas o peelings caseros si el acné se encuentra en fase aguda
  • 5. Es muy importante seguir una adecuada rutina diaria de belleza, que incluya una correcta higiene facial e hidratación con productos específicos. Limpia la cara con un gel purificante específico para pieles grasas dos veces al día.
  • 6. A continuación aplica una loción astringente (Tónico Equilibrante)
  • 7. Aplícate a continuación un contorno de ojos ligero en gel y una crema para pieles mixta y/o grasas….  La pieles acneicas también necesitan hidratación, pero debes elegir el producto adecuado para que no aporte más grasa y brillos a tu piel.
  • 8. Utiliza un protector solar matificante y seborregulador, que te ayude a mantener a raya los granitos y problemas derivados del acné (brillos y nuevos brotes acneicos).
  • 9. Utiliza un maquillaje adecuado. A la hora de elegir uno es importante comprobar que sea 'oil free' y no comedogénico (es decir, que no obstruye los poros ni produce puntos negros)”. Los compactos no aportan demasiados brillos. Es conveniente también poner siempre polvos matificantes para sellar la base de maquillaje y eliminar el exceso de brillos gracias a su poder astringente.
  • 10. Evitar el flequillo o el pelo sobre la cara porque favorece la aparición de impurezas y grasa en el rostro.
Deja un comentario

* Campos requeridos