//

Blog de nutrición, salud y belleza

Cómo aplicar correctamente el contorno de ojos

cómo aplicar el contorno de ojos

La epidermis del contorno de los ojos es particularmente fina y delicada. ¿Por qué? Pues porque por un lado está integrada por muy pocas capas celulares y por otro está mal protegida al tener una película hidrolipídica deficiente. Todo ello la hace especialmente vulnerable a las agresiones externas.

Nuestros ojos son la parte del rostro que primero atrae la atención de los demás, pero también es una de las partes del rostro en la que los signos del envejecimiento se hacen visibles más rápidamente.

Sin la aplicación de productos de tratamiento con texturas finas y con principios activos de probada eficacia e inocuidad, los signos de envejecimiento aparecen en forma de arruguitas, arrugas y paras de gallo, así como marcas de fatiga como ojeras y bolsas (los párpados aparecen inflamados, pesados y a veces con ojeras).

Cuida tus ojos como se merecen. Para conseguirlo, te damos a continuación unas indicaciones sobre el procedimiento que deberíamos llevar a cabo para aplicar el contorno de ojos. Sólo requieren un poco de tiempo y de disciplina.

¿Cuándo aplicar el contorno de ojos?

El contorno de ojos debe aplicarse tanto por la mañana como por la noche:

Después de la rutina de limpieza facial diaria (utiliza un buen limpiador: leche, gel, agua micelar, producto bifásico, …y un tónico que complemente la limpieza). El tercer paso en la rutina diaria del cuidado facial es la aplicación del contorno de ojos. Imprescindible a partir de los 25 años y recomendable a partir de los 20. Ten presente siempre que sólo una piel limpia es capaz de absorber y asimilar bien todos los productos. Nunca te olvides de ese paso, es fundamental.

Antes de la crema habitual y del serum (si lo utilizas). El contorno de ojos debe ser un producto específico para esta zona del rostro, que hidrate la piel de esta zona tan delicada y anos ayude a mantener una mirada joven y luminosa. No debemos utilizar la misma crema hidratante que hemos utilizado en el resto de la cara, ya que la piel del contorno de los ojos tiene unas características especiales. Recuerda que la crema hidratante se aplica por todo el rostro excepto en la zona del contorno de ojos.

Cuando lo aplicamos por la mañana, además de hidratar la zona, el principal objetivo es combatir la hinchazón de los ojos típica de cuando nos acabamos de despertar; y por la noche, le aportamos a la piel la hidratación y nutrición que necesita después de haber estado expuesta a todo tipo de agresiones externas durante el día. Ahora bien, es importante distinguir en la dirección que debemos seguir en el masaje al aplicar la crema en función del problema estético que queramos tratar.

¿Cómo aplicar el contorno de ojos?

1. Desmaquilla suavemente los ojos pasando suavemente un disco de algodón impregnado en tu producto desmaquillante habitual sobre los párpados y después sobre las pestañas, comenzando por la raíz hacia el exterior y sin frotar ni estirar la piel.

2. Una vez tengas el rostro limpio, aplica mediante suaves presiones una pequeña cantidad de producto en el contorno de los ojos y los párpados, y con suaves masajes en el entrecejo y la zona donde aparecen las patas de gallo (para prevenirlas o atenuarlas). No te acerques mucho a los ojos para evitar que pueda entrar crema en el ojo e irritarlo). La forma en que mejor se facilita la absorción del contorno de ojos son pequeños golpecitos de “tecleteo” con los dedos corazón y anular (los que menos fuerza tienen) para favorecer la estimulación de la microcirculación dérmica sobre la zona. No hagas movimientos de arrastre del producto.

3. Si tu problema son las bolsas bajo los ojos (expresan retención de líquido y son más frecuentes por la mañana) es recomendable aplicar el contorno de los ojos con pequeños toquecitos de fuera hacia dentro, desde el pómulo hacia el lagrimal del ojo para ayudar al sistema linfático y facilitar el drenaje del exceso de líquido retenido en esta zona. Conseguirás mejorar el aspecto de esta zona.

4. Si no tienes bolsas pero tu problema son las ojeras y tu piel necesita un producto que le aporte nutrición e hidratación para corregir las arruguitas y líneas de expresión es preferible que apliques el contorno de ojos en la dirección contraria, es decir, de dentro hacia fuera para destensar la zona y suavizar progresivamente las líneas de expresión.

5. Relajación: coloca las palmas de las manos sobre los ojos cerrados y presiona suavemente durante unos segundos.

Para el cuidado efectivo del contorno de ojos recuerda que suficientes horas de sueño, una alimentación sana y equilibrada y reducir el estrés del día a día son los mejores remedios para corregir las arrugas y las bolsas alrededor de los ojos. Un buen producto aplicado de la manera correcta te ayudará a corregir los signos de fatiga las arrugas y líneas de expresión de las patas de gallo y el tono apagado de tu piel dejando paso a una mirada hidratada y más joven.

Deja un comentario

* Campos requeridos