//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Comer pan engorda? Desmontando mitos II

pan

Continuamos con esta sección que hoy dedicaremos a la nutrición, despejando dudas sobre algunos de los mitos más extendidos en nuestra sociedad.

MITO #2: COMER PAN ENGORDA

El pan es uno de los alimentos más demonizados en los últimos años, pero… ¿ha ganado esta mala fama por méritos propios o son las “dietas milagro” las que han empeorado la reputación de este farináceo?
Para poder valorar fehacientemente si el pan es un alimento que engorda tanto como dicen, debemos conocer un dato: una persona de vida sedentaria necesita ingerir unas 2000Kcal/diarias.

100 gramos de pan (2 rebanadas y media) aportan aproximadamente 266 Kcal, lo que implica un 13% de la cantidad total diaria que necesita una persona de vida sedentaria. Con estos datos sobre la mesa podemos ver que la ingesta de dicha cantidad de pan al día, en principio, parece bastante razonable en relación con las kcal que nos aporta y las que necesitaríamos.

“El problema no es el pan, si no los alimentos que utilizamos para acompañarlo".

Pero continuemos con el análisis:
Este alimento es rico sobre todo en hidratos de carbono (50,61g por cada 100g de pan), necesarios para obtener la energía que nos hace falta para realizar nuestras actividades diarias.

Es importante destacar que los hidratos de carbono se encuentran en la base de la pirámide alimentaria, lo que significa que, en una dieta equilibrada más de un 50% del aporte energético total debería provenir de ellos.
Además de esto, en todas las comidas que realicemos, deberían estar presentes los hidratos de carbono, bien en forma de pan u otros alimentos tales como cereales, arroz, pasta, legumbres o patatas.

Por otro lado, el pan también aporta proteínas de origen vegetal (7,64g por cada 100g de pan), vitaminas del grupo B (necesarias para un correcto metabolismo y para el buen estado del sistema nervioso), minerales como sodio, fósforo, potasio y magnesio (necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo) y fibra insoluble (2,4g por cada 100g de pan) que mejora el tránsito intestinal. Para finalizar, es un alimento que apenas aporta grasa (3,29g por cada 100g).

¿Qué dicen los estudios?

Varios estudios comprobaron que una persona sana, con una cierta actividad diaria, podría consumir hasta 400 gramos de pan al día (10 rebanadas) sin que éstos se convirtieran en grasa, por lo que se concluyó que no hay una base científica que sustente que este alimento tenga una acción directa sobre la obesidad o sobrepeso.

“En todas las comidas que realicemos, deberían estar presentes los hidratos de carbono, bien en forma de pan u otros alimentos tales como cereales, arroz, pasta, legumbres o patatas".

Señalar que la OMS (Organización Mundial de la Salud) indica que la cantidad diaria de pan recomendada es de 250 gramos, lo que equivaldría a unas 6 rebanadas de pan.

En definitiva, este mito es MENTIRA y no deberíamos excluir este alimento milenario de una dieta normal, si no que convendría comerlo de forma equilibrada, sin excedernos en la cantidad.

No te engañes: el problema no es el pan, si no los alimentos que utilizamos para acompañarlo: queso, embutidos, chocolate, mantequilla, mermeladas, patés,etc. Todos estos productos calóricos son los que consumidos sin mesura aumentarán nuestro peso.

Podéis leer más artículos de nuestra sección "Desmontando Mitos" pinchando aquí.

Deja un comentario

* Campos requeridos