//

Blog de nutrición, salud y belleza

Claves para perder peso de forma saludable y llegar al verano con un cuerpo 10

Descubre cómo perder peso de forma saludable

Con el buen tiempo a la vuelta de la esquina, y el verano a la vista, es muy probable que te encuentres entre ese grupo de personas que sentimos la necesidad urgente de poner nuestro cuerpo en forma y perder unos cuantos kilitos que nos sobran. Y es que ahora nos entran las prisas y queremos ver resultados rápido. No obstante, lo último que debemos hacer para perder peso es caer en estrategias poco sanas, que lo normal es que no den resultados mantenibles a largo plazo.
Debes saber que para conseguir esa línea casi perfecta y “chupiguay” no es necesario realizar sacrificios excesivos, ni dejar de comer, sino acostumbrarnos a llevar una dieta correcta, equilibrada y saludable y unos hábitos que nos ayuden a recuperar la figura, pero sobre todo la salud.
No pienses en adelgazar sólo para lucir un cuerpo 10 este verano, sino en estar sana y en forma. Así que, olvídate de confiar en los milagros y hacer durante un mes la dieta de la piña, la del agua, la del tomate,etc. o el ayuno a rajatabla, porque esa no es la solución. Nuestra propuesta es que tomes un camino más seguro: adelgazar de una manera lógica, progresiva, sin acelerarte y sin desequilibrar tu organismo y sobre todo sin desesperar por conseguir unos resultados inmediatos.

Te damos una serie de claves para conseguirlo:
1. Cambia de mentalidad. Recuerda que tu objetivo es estar delgado/a toda la vida y no puedes estar a dieta indefinidamente. Educa tu mente para comer bien y no ganarás peso. El comer poco no adelgaza, llega un momento que tu cuerpo se acostumbra a vivir con lo básico y se pone a ralentí, gasta muy poquito porque comes muy poquito.
2. Come con moderación. Ningún extremo es bueno, ni por exceso de comida ni por defecto. Busca el equilibrio en tu plato para conseguir el equilibrio en la báscula.
3. Incluye la variedad en tu dieta. El metabolismo está diseñado para conseguir energía de los alimentos por lo que, si tomas siempre los mismos alimentos, terminarás engordando con la ensalada de lechuga, por muy pocas calorías que tenga.
4. Cuida los métodos de cocción. Evita los fritos y consume más alimentos frescos y de temporada. La forma de cocinar los alimentos es la importante para comer de todo sin engordar. Si cocinas en casa además te permitirá controlar los ingredientes de cada comida.
5. Escoge grasas sanas para tu corazón. No dejes de comer grasa, pero escoge alimentos bajos en grasa y elige bien las grasas, prefiriendo las de origen vegetal como el aceite de oliva, los frutos secos y las del germen de los cereales y la soja. Importantes los ácidos grasos omega-3 y omega-6, muy recomendables por sus efectos beneficiosos para la salud.
6. Haz las cenas más ligeras. A no ser que nuestra actividad sea nocturna, conforme avanzan las horas del día nuestro organismo va necesitando menos energía. Dice el refrán que deberíamos “desayunar como reyes, comer como príncipes y cenar como pobres”, porque de esa manera es como deberíamos racionar nuestras comidas. Lo ideal sería cenar 3-4 horas antes de acostarnos.

“No pienses en adelgazar sólo para lucir un cuerpo 10 este verano, sino en estar sana y en forma".

7. Realiza cada día una hora de ejercicio físico. Imprescindible, necesaria y casi obligatoria. El deporte puede convertirse en nuestra arma anti-estrés, no sólo nos ayuda a eliminar los nervios quemando calorías, también libera endorfinas que nos hacen sentirnos más felices y nos alejan de los picoteos dulces, comida basura y rápida. Una hora al día no es tan difícil de conseguir si pones en la balanza los beneficios que te aporta en kilos de salud y bienestar. Una vez que empiezas no puedes dejarlo. Es la garantía del éxito y tu camino a un cuerpo más armonioso y definido. En definitiva, a gustarte delante del espejo.
8. Duerme 7-8 horas al día. Es una cuestión de cambio de hábitos. Cada vez hay más estudios que demuestran que dormir poco aumenta la ansiedad a la hora de comer y hace que comamos más alimentos grasos y más calorías.
9. Paciencia y constancia. No desesperes por pensar que necesitas un año para perder 15, 10, 20 kilos…. El tiempo que inviertes en adelgazar de forma sana es un seguro de que lo estás haciendo bien y no vas a recuperar los kilos perdidos de inmediato.
10. Y si has decidido iniciar una dieta, sobre todo sé consciente de qué cosas te han llevado a tener sobrepeso, cambia los hábitos e inclúyelos como parte de tu rutina diaria a partir de ahora. Sé realista porque si no hacemos este cambio de hábitos las dietas no nos van a servir para nada.
Si quieres perder unos kilitos de cara al verano, recuerda que las dos primeras claves para comenzar el proceso de adelgazamiento son: cuidar más la dieta y abandonar el sedentarismo. Pero, ante todo, no te ilusiones con la figura perfecta sino con la que te permitirá estar sana/o y en forma.

Aún estamos a tiempo. ¿Empezamos?