//

Blog de nutrición, salud y belleza

¿Qué es la celulitis y por qué aparece?

Celulitis

La celulitis es posiblemente la alteración estética que hoy día más preocupa y afecta a la mujer. Más del 80% de las mujeres mayores de 20 años de edad, independientemente de su peso o tamaño, padece esta condición.

La celulitis (su nombre científico es paniculopatía edemato-fibro-esclerótica) se forma por la modificación del tejido adiposo subcutáneo. Es la consecuencia del acumulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, provocando la formación de nódulos adiposos de grasa, agua y toxinas, que se manifiesta en forma de hoyuelos en la piel (la denominada piel de naranja).

La razón por la que debemos combatirla no sólo es por motivos estéticos, sino también por motivos de salud. Al desarrollarse la celulitis, se va creando lo que llamamos piel de naranja, que a medida que va creciendo oprime los vasos sanguíneos y linfáticos, impidiendo la eliminación de toxinas y residuos.

Causas de la celulitis
La Celulitis generalmente está causada por un mal funcionamiento de la circulación sanguínea y linfática, así como por el exceso de grasa y la retención de líquidos. Las principales causas de producir este mal funcionamiento suelen ser:

Factores genéticos o hereditarios: Las personas cuyos ascendientes la sufrieron tienen predisposición natural a padecer esta enfermedad.

Hormonales: Según indican los especialistas existe una relación clara entre la aparición de celulitis y las fluctuaciones hormonales a las que se ve sometida la mujer a lo largo de su desarrollo (pubertad, embarazo, postparto, menopausia y, por supuesto, la toma de anticonceptivos). Tanto los estrógenos como la progesterona tienen un efecto directo sobre el tejido graso, siendo responsable del aumento del volumen de los adipocitos en zonas específicas del cuerpo de la mujer. La ingestión de productos con contenido hormonal, como los estrógenos de las píldoras anticonceptivas, pueden llevar a desencadenarla o empeorarla. Esta es la razón por la que los hombres se “libran” de la temida piel de naranja.

Alimentación inadecuada. Una alimentación demasiada rica en calorías conlleva la aparición de la obesidad, con la consiguiente acumulación de tejido adiposo que favorece el empeoramiento de la celulitis. Sin embargo, obesidad no es lo mismo que celulitis. Incluso mujeres muy delgadas pueden presentar esta alteración. También erciste una relación directa entre el consumo de sal y la celulitis. La sal ayuda al cuerpo a retener líquidos, por lo que una dieta baja en sodio y con abundante ingesta de agua facilita la eliminación de los nódulos celulíticos.

Sedentarismo, falta de ejercicio. Es una de las causas que la empeoran. El ejercicio, además de eliminar grasa, es una buena manera de activar la circulación y conseguir mejorar el metabolismo de las grasas.

Estrés. La tensión acumulada en el cuerpo puede producir una falta de calidad en la circulación periférica que puede impedir la eliminación de los materiales de desecho.

Problemas vasculares.

Ropa inadecuada. Utilizar ropa demasiado apretado al cuerpo puede hacer disminuir la corriente sanguínea, favoreciendo la retención de líquidos.

¿A qué zonas del cuerpo afecta?
Las zonas del cuerpo afectadas por la Celulitis son las siguientes:

• Muslos
• Nalgas
• Piernas
• Abdomen
• Brazos
• Cuello

Si es tu caso, te invitamos a conocer nuestros consejos para eliminar o tratar la celulitis.

Deja un comentario

* Campos requeridos