//

Blog de nutrición, salud y belleza

Arrugas de expresión: causas y remedios para eliminarlas

arrugas post

¿Cómo difuminar las líneas de expresión? ¿Por qué aparecen?

Es algo inevitable. De repente un día nos miramos al espejo y descubrimos esas pequeñas líneas y arrugas de expresión que empiezan a marcarse en nuestra frente, en el entrecejo e incluso en las comisuras de los labios. Justo en ese momento tomamos conciencia de que el tiempo va pasando, poco a poco nos vamos haciendo mayores y ha llegado el momento de dar un cuidado extra a nuestra piel, de comprar cremas y sérum más específicos e incluso de recibir algún tratamiento de estética antiedad.

Mantener una apariencia joven, guapa y saludable cuesta no sólo dinero, también tiempo, esfuerzo y una gran dosis de disciplina. Todos lo sabemos. Así que lo más importante es, primero que lo aceptes como una evolución normal de nuestra vida y segundo, que empieces a cuidarte como es debido.

Hablemos primero de por qué salen las líneas de expresión, las arruguitas y cómo, finalmente, acaban instaurándose las arrugas y los pliegues cutáneos marcados.La piel a lo largo del tiempo sufre importantes cambios fisiológicos que provocan su envejecimiento. Estos cambios o alteraciones (flacidez, pérdida de firmeza y elasticidad, de luminosidad, etc.) se van haciendo cada vez más perceptibles y los signos más evidentes son la aparición de las arrugas.

Las causas de esta aparición dependen de factores internos de la propia piel (genéticos, bioquímicos, fisiológicos, etc.) y otros externos o medioambientales (exposición al sol, polución, sequedad ambiental, etc.).

Hoy nos vamos a centrar en los primeros, aquellos que son intrínsecas a la propia piel.

1. Causas Biológicas

La elasticidad cutánea depende básicamente de dos importantes proteínas: la elastina y el colágeno. Ambas forman polímeros que finalmente se convierten en fibras elásticas, que a su vez conforman el tejido conectivo. La responsabilidad de que la piel tenga su capacidad de recuperación y de resistencia a estiramientos y tensiones recae básicamente en la calidad y juventud de estas fibras.

2. Causas Mecánicas

Existe una presión posicional continuada (por ejemplo, durante el sueño) o movimientos faciales repetidos debidos a la contracción muscular facial responsable de dar expresividad a nuestro rostro, que son los responsables de la aparición de las llamadas “arrugas de expresión”. El problema viene cuando esas líneas de expresión se transforman en arrugas.
Al inicio del proceso de envejecimiento, las arruguitas son finas y orientadas en una sola dirección. Normalmente están localizadas en las zonas de expresión, allí donde se producen movimientos faciales repetitivos o donde hay mayor actividad muscular (cuando sonreímos o fruncimos el ceño); es decir, en la frente, el entrecejo, el contorno de los ojos ("patas de gallo"), alrededor de los labios ("código de barras"), en la comisura de la boca, de la boca a la barbilla y en el mentón. Con el tiempo, las arrugas se van haciendo más profundas, se cruzan entre sí y se vuelven más visibles.

Llevar una vida sin estrés, descansando adecuadamente y durmiendo un mínimo de 8 horas, ayuda a mantener una piel y un cuerpo joven por dentro y por fuera".

¿Cómo prevenir y difuminar las líneas de expresión?

Está demostrado que los cambios conformacionales de la piel se pueden retrasar en gran medida mediante la modulación de la contracción muscular, por tanto el combatir este fenómeno será de vital importancia a la hora de evitar o minimizar las arrugas de expresión.
Hoy día contamos con tratamientos estéticos, cirugía, inyecciones de toxina botulínica (Botox) etc. Métodos en general invasivos y costosos que retrasan, mejoran e incluso corrigen la apariencia de las arrugas.
Y ya que hasta ahora nadie ha descubierto la “fuente de la eterna juventud”, el mejor consejo que podemos darte es la prevención y el cuidar tu piel cada día. Con ello conseguirás minimizar estas visibles arrugas y/o retrasar su aparición.

Recuerda que la piel hay que limpiarla e hidratarla cada día así, tanto de día como de noche, y protegerla de las radiaciones solares en invierno y en verano, luzca o no luzca el sol.
Ni que decir tiene que el llevar una vida sin stress, descansando adecuadamente y durmiendo un mínimo de horas (deseable al menos 8) ayuda a mantener una piel y un cuerpo joven por dentro y por fuera. Si además lo complementas con una alimentación sana y equilibrada estarás muy cerca de esa “fuente” que todos buscamos.

Y sobre todo recuerda que tus arrugas son también un recordatorio de las vivencias que vas teniendo a lo largo de tu vida. Felicidad, sorpresa, audacia, concentración, enfado...Todas las emociones que con el tiempo se reflejan y dejan marcas en tu rostro. Son marcas que reflejan lo positivo y lo negativo que pasa por tu vida. Y si están ahí ¡es porque vives!