//

Blog de nutrición, salud y belleza

Cuidado efectivo del contorno de los ojos

aplicar el contorno de ojos correctamente

Los ojos son la parte más atractiva del rostro, pero también la más frágil y sensible, y por ello, una de las zonas del rostro en la que antes se hacen visibles los signos del envejecimiento.

La piel que rodea el ojo es una piel muy fina y con mucha actividad por los continuos parpadeos y guiños (parpadeamos una media de 12-20 vences por minuto, es decir, unas 12.000 veces al día). Es, por ello, la zona del rostro que más sufre el estrés de la expresividad facial.

La delicada piel que rodea los ojos se caracteriza por tener:

  • Pocas glándulas sebáceas, lo que contribuye a que se vuelva más seca y vulnerable a las agresiones externas: el sol, el viento, las horas delante del ordenador, dormir poco…son factores que influyen a la hora de mostrar un contorno de ojos más apagado, hinchado y con las temibles arruguitas y patas de gallo.
  • Una microcirculación sanguínea más lenta. La piel, al ser más fina, hace que los vasos sanguíneos se hagan más visibles (sobre todo si tienes la piel clarita) y se manifiestan las antiestéticas ojeras.

Debido a su extrema sensibilidad, el contorno de ojos necesita unos cuidados específicos: una hidratación distinta al resto de la piel del rostro, y un correcto drenaje para facilitar la eliminación de líquido que puede acumularse dando lugar a las temidas ojeras.

Un paso esencial en la rutina diaria de cuidado facial es la aplicación del contorno de ojos: imprescindible a partir de los 25 años y recomendable a partir de los 20. Este producto debe ser específico para esta zona del rostro, y no debemos utilizar la misma crema hidratante que hemos utilizado en el resto de la cara, ya que la piel del contorno de los ojos tiene unas características especiales.

Ahora bien, no vale sólo con comprar un buen producto. Muchas veces, nos gastamos el dinero en un contorno de ojos pensando que el anterior no nos ha dado un buen resultado, pero el problema no siempre es del contorno, sino de la manera incorrecta que tenemos de aplicarlo. Aquí las claves para aplicar el contorno de ojos correctamente.

  • Cuándo aplicarlo  El contorno de ojos, deberá de aplicarse dos veces al día: una por la mañana y otra por la noche, y siempre con la piel limpia y desmaquillada. La aplicación de la mañana nos ayudará a preparar la piel para el maquillaje y la de la noche es ideal para que tu piel asimile los activos que contiene el producto mientras dormimos.
  • Dónde aplicarlo . La zona de aplicación para tratar bolsas, ojeras y patas de gallo, es sobre el hueso orbital y bajo el ojo, saliendo también a la parte exterior del ojo (donde se forman las patas de gallo) pero si tienes el párpado superior muy hinchado, también puedes ponerte un poquito para que baje la inflamación. El párpado superior, por sí solo suele ser muy graso, por eso no es necesario aplicar todos los días contorno de ojos en esta zona.
  • Cómo aplicarlo.  Basta con aplicar dos “lentejitas” de producto en cada ojo. La forma en que mejor se facilita su absorción es difuminarlo mediante ligeros toquecitos con el dedo anular (como de tecleteo), evitando presionar demasiado.

Para eliminar las bolsas bajo los ojos, lo mejor es aplicarlo desde la sien hasta el lagrimal, hacia dentro, de forma que facilitemos el drenaje natural de la piel. Si lo que queremos disimular son las ojeras, debemos hacerlo al contrario, desde dentro hacia fuera, para suavizar las líneas de expresión.

En el próximo post te explicaremos más sobre las alteraciones estéticas del contorno de los ojos y sobre el ritual de aplicación del producto adecuado para la zona.

Deja un comentario

* Campos requeridos