//

Blog de nutrición, salud y belleza

Cómo aplicar un anticelulítico para que sea más efectivo

aplicar anticelulitico

Tenemos ya casi el verano encima y nos saltan las alarmas contra la antiestética y poco favorecedora celulitis, esa compañera inseparable con la que venimos peleando durante todo el año. Ahí sigue y apenas disponemos de un mes para una última batalla. Toca ponerse las pilas contra la piel de naranja y la mejor opción a la que podemos recurrir en estos momentos es a la cosmética reductora y anticelulítica.

Los anticelulíticos por sí solos no tienen demasiado efecto, pero combinados con otras herramientas (alimentación sana y variada, ejercicio, etc…) puedes conseguir que en estos momentos sean tu mejor herramienta ante la proximidad del verano.

El secreto de su éxito está en la constancia y en la fórmula, pero también en cómo los apliquemos. Toma nota de estos consejos para potenciar su eficacia:

1. Lo primero de todo exfolia tu piel con un guante de crin para eliminar las células muertas y las toxinas de la piel. Tu piel quedará libre de impurezas y preparada para recibir el tratamiento cosmético. El momento de la ducha es ideal para realizar la exfoliación, siempre con movimientos circulares y ascendentes, reactivadores de la circulación sanguínea.

2. ¿Cuándo y cuantas veces aplicar el producto?  Lo ideal es aplicarlo un par de veces al día (mañana y noche), pero una vez al día sería suficiente. Lo realmente importante es que seas constante a lo largo del tiempo. Cuando se aplica antes del ejercicio físico potenciamos su efecto porque la activación de la circulación sanguínea que se produce durante el mismo favorece la absorción de los activos. Nunca te lo des antes de ducharte porque retirarías inmediatamente el producto y no dejarías que penetrara en la piel para ejercer su efecto.

3. Toma una cantidad de producto y caliéntalo ligeramente con las manos antes de aplicarlo para favorecer su penetración, y a continuación extiéndelo sobre la zona a tratar realizando masajes circulares de forma enérgica hasta que se absorba por completo (durante unos 5 minutos aproximadamente). Al friccionar la piel se produce un calentamiento de la zona y una reactivación de la circulación periférica que favorece la penetración de los activos del producto hasta zonas más internas de la piel, donde se localizan los depósitos de grasa.

4. Aplica el anticelulítico solo en la zona de tratamiento y realiza un masaje circular hasta su completa absorción. Al friccionar la piel se activa la circulación y favorece la absorción de activos. Según la zona del cuerpo en que vayas a aplicar el anticelulítico:

    • Muslos: movimientos circulares, enérgicos y ascendentes desde los tobillos hasta el muslo. Nunca realices movimientos descendentes. Recuerda que el retorno venoso va en sentido ascendente, en contra de la gravedad. Si masajeas hacia arriba lo favoreces.
    • Glúteos: movimientos circulares y ascendentes desde las nalgas hasta la cintura.
    • Abdomen: amasamiento de la zona con movimientos circulares que sigan la dirección de las agujas del reloj durante los primeros minutos y, luego, hacia el sentido contrario. mejora y favorece el tránsito intestinal.
    • Brazos: movimientos circulares y ascendentes desde el codo hasta el hombro.

5. La intensidad de la presión al aplicar el producto debe ser media. No es necesario que genere molestias o dolor pero sí es importante realizar una cierta presión para facilitar la absorción del producto:

  • Si la celulitis es blanda aplica el producto extendiéndolo suavemente con la palma de la mano, siempre con movimientos circulares y ascendentes.
  • Si la celulitis es dura aplicar el producto mediante un masaje con presión para ayudar a romper los nódulos de grasa formados. Utiliza los nudillos para aplicar el producto mediante masajes circulares, siempre ascendentes.

6. Una vez extendido el producto, realiza un palmoteo sobre la zona de aplicación con la palma hueca de la mano. Con esta acción causarás una ligera activación de la microcirculación sanguínea en la zona palmeada (hiperemia), que facilitará la penetración del producto.

La clave para poder conseguir un cuerpo firme y sin celulitis es seguir una rutina diaria que combine la práctica de ejercicio físico, una dieta saludable y la aplicación correcta de cosméticos con activos específicos.

¡Y recuerda que la constancia será tu mejor aliada!